Anuncios

Reductores de Velocidad, apuesta para bajar accidentes de tránsito

CIUDAD DE MÉXICO, enero 17 (EL UNIVERSAL).- Desde la frecuencia policial de un grupo de agentes de la Subsecretaría de Control de Tránsito de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) se puede escuchar la alerta por un choque con una persona muerta en calles de la colonia Granjas, en Iztacalco. El vehículo perdió el control hasta impactarse, lo que provocó que el conductor perdiera la vida.

Algunos de los agentes rápidamente se desplazan hasta el lugar de la emergencia para apoyar como primeros respondientes.

Son las 23:00 horas de un viernes y se preparan para iniciar el operativo Reductores de Velocidad, antes conocido como Carrusel, que se despliega principalmente los fines de semana en vialidades de acceso controlado como Periférico, Circuito Interior, Viaducto y las calzadas de Tlalpan e Ignacio Zaragoza.

El operativo consiste en una formación de unidades de tránsito, según la vialidad, por los carriles de alta, centrales y de baja, para impedir que los automovilistas puedan acelerar por encima de lo permitido.

Y es que, de acuerdo con los elementos, en 2022 confinaban carriles de alta velocidad en estas arterias a través de conos, pero esto no lograba bajar los accidentes de tránsito, por lo que decidieron implementar Reductores de Velocidad.

Sin embargo, este accidente del que los alertan vía frecuencia los hace cambiar un poco la estrategia.

El suboficial Rodolfo Montes de Oca Hernández, adscrito a la dirección de infracciones con dispositivos móviles de la SSC, tiene que dejar la zona, antes, da indicaciones a sus elementos para que comiencen con el operativo por los carriles del Circuito Interior Río Churubusco, justo a la altura del Centro Nacional de las Artes.

Los oficiales se forman para recibir indicaciones, las cuales consisten en apegarse a los derechos humanos y dependiendo del tránsito, variar las velocidades de 40 a 30, o si no hasta los 20 km/h.

Esto, aunque parezca arriesgado para una vialidad rápida, les permitirá a los policías que los conductores no agarren Circuito Interior como si fuera una pista de carreras.

Entonces encienden las sirenas de las unidades y una de tras de otra se van incorporando a la vialidad.

Rápidamente una fila de automóviles se va acumulando detrás de las tres unidades de la Subsecretaría de Control de Tránsito.

De golpe, los automovilistas que circulan a esas horas tienen que bajar la velocidad a 30 km/h.

EL UNIVERSAL acompañó a los elementos de la Subsecretaría de Control de Tránsito para observar el desarrollo de este operativo, y constató cómo los automovilistas, al ver el despliegue de las unidades negro con verde fluorescente, activaron sus direccionales y no tuvieron de otra que reducir la velocidad.

Algunos de los conductores se mostraban con caras de hartazgo al no poder acelerar para pasar por un costado de las patrullas, pues todos los carriles estaban bloqueados por los agentes marcando el ritmo de la circulación.

Incluso los motociclistas tuvieron que ir "a vuelta de rueda" a pesar de que ya pasaban de las 23:00 horas.

Para la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), implementar el operativo Reductores de Velocidad en vialidades de acceso controlado es salvar vidas y evitar accidentes de tránsito.

El suboficial Rodolfo Montes de Oca comentó que se ha logrado disminuir en un 40% los accidentes de tránsito, por lo que han mantenido la implementación fines de semana y días festivos.

"Este dispositivo se lleva a cabo para disminuir los accidentes provocados por los excesos de velocidad en las vías de acceso controlado, como lo es en Periférico, Circuito, calzada de Tlalpan, Viaducto y la calzada Ignacio Zaragoza", dijo.

Funciones

El suboficial Rodolfo Montes de Oca explicó que "se realiza una formación, una formación con patrullas, las cuales circulan a una velocidad menor a la permitida en estas arterias, puede ser desde 50 a 60 kilómetros por hora.

"Esto con la finalidad de disminuir la velocidad, ya que después de las 23:00 horas disminuye el tráfico vehicular o en los días festivos, también contamos con muy poca circulación, esto lo hacemos con la finalidad de salvar vidas".

De acuerdo con el artículo 9 del Reglamento de Tránsito, "los conductores de vehículos deberán respetar los límites de velocidad establecidos en la señalización vial", e indica que los límites permitidos son 80 kilómetros en carriles centrales de las vías de acceso controlado y 50 kilómetros por hora para vías primarias.

Las arterias en donde se aplica el operativo son intervenidas por células de tres a cuatro grupos por vialidad y finalizan hasta las 05:00 de la mañana.

Los elementos mencionaron que algunos conductores que superan los límites de velocidad, por lo regular, también consumieron alguna bebida alcohólica.

Carrusel

En 2016, la entonces SSP implementó el operativo Carrusel, hoy renombrado Reductores de Velocidad.

Para el suboficial Óscar Blancas, quien coordinó el operativo al que este diario acompañó, por las noches los conductores suelen meter velocidad a sus vehículos por encima de los permitidos, y realizar estos programas únicamente es "para trabajar por su seguridad". "Estamos trabajando por su seguridad implementando este tipo de dispositivos para que no se confíen [conductores] y le metan a sus vehículos, y reducir la incidencia de accidentes en donde tenemos pérdidas materiales y humanas", dijo.