Anuncios

Ramaphosa espera que Israel "respete las medidas" dictadas por la CIJ

Johannesburgo, 26 ene (EFE).- El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, afirmó hoy, tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la ONU que pide a Israel tomar "las medidas necesarias para evitar un genocidio", que espera que ese país "respete las medidas" dictadas por el tribunal.

"Esperamos que Israel, como autoproclamada democracia y Estado que respeta el Estado de derecho, respete las medidas dictadas por la Corte Internacional de Justicia", afirmó Ramaphosa en un mensaje dirigido a la nación tras conocerse el veredicto".

"Esta orden es vinculante para Israel y debe ser respetada por todos los Estados que son parte de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio", subrayó el presidente, cuyo país interpuso ante la CIJ una demanda contra Israel por presuntos crímenes de genocidio el pasado diciembre.

El fallo supone "una victoria para el derecho internacional, para los derechos humanos y, sobre todo, para la justicia", subrayó el mandatario en un tono similar al usado por el Ministerio de Relaciones Internacionales y Cooperación en un comunicado publicado anteriormente.

Ramaphosa señaló que "la CIJ, como principal órgano judicial de las Naciones Unidas, ha dictado un fallo según el cual el Estado de Israel debe implementar inmediatamente una serie de medidas provisionales para impedir nuevos actos de genocidio en Gaza".

"Como Gobierno de Sudáfrica, acogemos con agrado la decisión de la CIJ", celebró.

El presidente recordó que, "después de más de medio siglo de ocupación, desposeimiento, opresión y apartheid, los clamores del pueblo palestino pidiendo justicia han sido atendidos por un eminente órgano de las Naciones Unidas".

"Hoy -aseveró- Israel se encuentra ante la comunidad internacional y sus crímenes contra los palestinos quedan al descubierto".

Ramaphosa se dirigió a la nación después de que la CIJ exigiera este viernes a Israel “tomar todas las medidas a su alcance para prevenir la comisión de un genocidio” y “adoptar medidas inmediatas y efectivas” para permitir el acceso de asistencia humanitaria, aunque evitó pedir un “alto el fuego” como medida cautelar.

Sudáfrica acusó a Israel de presuntos crímenes de genocidio cometidos durante su guerra contra el grupo islamista Hamás en la Franja de Gaza y presento una demanda el pasado 29 de diciembre ante la CIJ, después de pedir en repetidas ocasiones un alto el fuego y lamentar públicamente los abusos contra los civiles.

El Gobierno sudafricano ha sido históricamente un firme defensor de la causa palestina y el partido gobernante, el Congreso Nacional Africano (CNA), ha vinculado a menudo esa causa con su propia lucha contra el régimen segregacionista del apartheid (1948-1994).

(c) Agencia EFE