Anuncios

Rally Dakar: Kevin Benavides, a la cabeza y sin espacio para las especulaciones

El salteño Kevin Benavides (KTM) supera al chileno Ignacio Cornejo (Honda) en el desierto de Arabia Saudita; en el Empty Quarter el ganador de 2021 tendrá el desafío de navegar con pericia y acelerar para robustecer el sueño de un nuevo Touareg
El salteño Kevin Benavides (KTM) supera al chileno Ignacio Cornejo (Honda) en el desierto de Arabia Saudita; en el Empty Quarter el ganador de 2021 tendrá el desafío de navegar con pericia y acelerar para robustecer el sueño de un nuevo Touareg - Créditos: @FRANCK FIFE

La entrada al Empty Quarter, uno de los mayores desiertos del mundo, modificó el escenario y también el clasificador general en la categoría motos del Rally Dakar 2023. De la amplitud térmica de los últimos días y de las torrenciales lluvias al calor agobiante y al sol que cae como plomo sobre la caravana. Del dominio de Skyler Howes (Husqvarna), puntero durante las anteriores cinco etapas, al asalto de Kevin Benavides (KTM), que no ganó ninguno de los diez especiales que desanduvo la aventura, pero que se quitó de encima las estrategias, aceleró, y saltó del tercer al primer puesto, con cuatro segmentos por delante.

La carrera más extenuante del planeta ingresó en el tramo definitorio, y el jueves, con una etapa maratón posiblemente recorte el número de candidatos a levantar el Touareg el domingo en el Golfo Pérsico.

Dunas lentas, de arena blanda y de hasta 300 metros de altura, el escenario que tendrá la etapa maratón en el Empty Quarter
Dunas lentas, de arena blanda y de hasta 300 metros de altura, el escenario que tendrá la etapa maratón en el Empty Quarter - Créditos: @FRANCK FIFE

“Creo que hice una linda etapa. Me sentí muy bien en las dunas y traté de empujar al máximo. Tuve una caída, pasó para adelante y me golpeé el pecho. Fue justo después de adelantar a Nacho [Cornejo], que largó delante de mí y después del incidente lo volví a superar. La caída no fue a gran velocidad, pero fue fuerte”, analizó el trayecto que viajó desde Haradh a Shaybah, un especial de solo 114 kilómetros –el enlace fue de 510 km-, donde las dunas dominaron la geografía.

La etapa fue 100 por ciento dunas, estaban blandas. Hoy largamos tarde, cerca de las 12 y se complicaba mucho la visibilidad, ver las dunas al final, por la posición del sol. Cuando impacté con la moto con algo, no vi a qué le pegué”, advirtió Kevin Benavides, que a diferencia de su hermano Luciano, que se impuso en las etapas seis y nueve, no registra éxitos parciales en 2023 en el Dakar.

Cuarto en el especial, a un minuto de Ross Branch -sudafricano pero nacionalizado botsuano- firmó la segunda victoria en la historia de Hero; el año pasado el estreno lo selló el portugués Joaquim Rodrigues-, Kevin Benavides avanzó sin especular sobre Howes y Toby Price (KTM), quienes figuraban primero y segundo en el clasificador general, pero que se retrasaron y arribaron en los puestos 15° y 16!, respectivamente. “Veremos cómo se desarrolla mañana. Tendré que salir segundo y agarrarme con los dientes. Voy a dar lo mejor en función de lo que se viene. No queda mucho y no hay lugar para las especulaciones. Tengo que hacer mi carrera, darlo todo para lograr lo mejor día a día”, apuntó en la charla con el periodista Roberto Berasategui.

Skyler Howes (Husqvarna) cedió el liderazgo en el clasificador del Rally Dakar; el estadounidense protagonizó una pequeña caída al caer en un salto en una duna
Skyler Howes (Husqvarna) cedió el liderazgo en el clasificador del Rally Dakar; el estadounidense protagonizó una pequeña caída al caer en un salto en una duna - Créditos: @FRANCK FIFE

Abrir ruta es un desafío y en una charla con LA NACION, antes de comenzar el recorrido, Kevin Benavides analizó la implementación de las bonificaciones para compensar los tiempos de aquel que larga en el primer lugar la etapa. “De la otra manera se jugaba mucho a especular, a trazar estrategia de cuándo te convenía abrir pista o lanzarte desde atrás y recuperar tiempo”, comentó el salteño, ganador en 2021, que repite un manejo prolijo, aunque como él señaló sin ensayar las marcadas alteraciones en los parciales, esos que posibilitaban jugar con la planificación, dependiendo de la necesidad y de cómo acomodarse a cada terreno.

“Solo tuvimos dos pequeños valles en los que había que ir a buscar los waypoints. Un especial corto, pero técnico, exigente y en arena blanda. Los tiempos fueron muy similares y en lo personal opté por la seguridad para ir bien a la etapa maratón. Hoy había más que perder que lo que se podía ganar”, manifestó el estadounidense Howes, que aventajaba por 5m09s a Kevin Benavides al iniciarse la jornada y ahora quedó 1m29s por debajo. Idéntico fue el análisis de Price: el australiano consideró que hizo un buen segmento al entrar al Empty Quarter. “Con las dunas partidas me incliné por la seguridad. La posición no está nada mal. Luciano Benavides (Husqvarna; abrió pista) hizo un buen trabajo de navegación. Mañana intentaremos sacarles tiempos a los rivales. Tengo ganas de enfrentar las próximas, oímos hablar mucho de ellas”, relató el ganador del Dakar en 2016 y 2019.

El australiano Toby Price (KTM) y el desafío de internarse en el Empty Quarter
El australiano Toby Price (KTM) y el desafío de internarse en el Empty Quarter - Créditos: @FRANCK FIFE

Territorio inexplorado y de dunas, algunas alcanzan los 300 metros de altura, internarse en el Empty Quarter será una aventura de altísimo riesgo. “Cada vez escucho cosas peores”, confesó, con cierta preocupación, Cristina Gutiérrez, la española que marcha quinta en la clase T3 Prototipos Ligeros. Al territorio hostil se le suman elevadas temperaturas –la amplitud térmica en el verano puede alcanzar los 55° centígrados- y los mil kilómetros de largo y 500 km de ancho invitan a imaginar que no existe vida en esa zona del mundo.

El qatarí Nasser Al-Attiyah, campeón defensor y máximo candidato a revalidar el título en autos, es un conocedor de la zona y deslizó sobre la peligrosidad del Cuarto Vacío. “No se puede ir solo, siempre en grupo, en caravanas, con mucha gente. Un auto en solitario no puede entrar, porque es muy difícil salir, casi imposible. Hasta puedes morir. Encallar en la arena es sinónimo de extremo peligro, la deshidratación puede terminar con tu vida. Para recorrer el Empty Quarter se necesitan tres días y mil litros de combustible, además de ser un gran piloto, con técnica de navegación para no perderte. No hay señales ni referencias a la vista, solo dunas lentas y complicadas”, relató el príncipe, estrella de Toyota Gazoo Racing.

Estrategias, riesgos, dunas, temperaturas agobiantes…, múltiples factores que deberán sortear los aventureros del Rally Dakar. Kevin Benavides intentará sostener el cambio de plan, el que mutó para tomar un mayor protagonismo con la velocidad y la navegación como componentes esenciales del método para soñar con el segundo Touareg y reescribir la historia.