Anuncios

Raji Sourani dice que la gestión de la comunidad internacional en Gaza "es una vergüenza"

Madrid, 16 mar (EFE).- El director del Centro Palestino de Derechos Humanos, Raji Sourani, lamenta que ya sean seis los meses de guerra en Gaza -donde "ya no queda prácticamente nada que destruir"- y, aunque acusa al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, del "genocidio" en la franja, critica duramente la gestión de la comunidad internacional: "es una gran vergüenza", dice.

Sourani, abogado de profesión, hizo estas manifestaciones en una entrevista con EFE en Madrid, donde esta semana se reunió, entre otros responsables, con la vicepresidenta segunda del Gobierno español, Yolanda Díaz.

"Hemos pasado el quinto mes, hemos entrado en el sexto, es terrible, triste y feo, el desplazamiento ha sido enorme y la gente está encerrada en 40 kilómetros cuadrados, hay una hambruna sin precedentes y la muerte es cuestión de tener un boleto de lotería, una cuestión de suerte", asegura.

El abogado palestino relata que que tuvo que salir de Gaza hace dos meses por estar "perseguido" por el Gobierno israelí, y recuerda que la gente en la Franja es "asesinada sin piedad" y que los heridos no tienen "hospitales que les puedan atender", algo que dijo que "no tiene precedentes".

"Sin acciones o reacciones de la comunidad internacional"

Sourani lamenta que los ataques del Ejército israelí, que ya han dejado más de 31.000 palestinos muertos, no conlleven "acciones o reacciones de la comunidad internacional".

"Nada real, incluso la comunidad internacional es incapaz de parar la inanición, la hambruna, no es capaz de conseguir que la ayuda internacional entre (en la franja), esto está mostrando que la comunidad internacional no tiene ni capacidad ni voluntad" de parar esa situación.

Cita "especialmente a la Unión Europea y Estados Unidos", que a su juicio "son cómplices" y "parte de lo que está pasando" ya que, subraya, "aún les dan cobertura legal y política (a los israelíes), y les apoyan con dinero y armas".

"Ellos saben que Israel está cometiendo un genocidio, nos asesinan con sus armas", resume.

"¿Es la comunidad internacional tan débil para no forzar a Israel a dar comida a la gente?", se pregunta.

Espera, no obstante, que la comunidad internacional "se levante" y consiga "parar esta guerra".

Confía "especialmente en la UE, en países como Irlanda, España, Bélgica, Eslovenia o Luxemburgo que están intentando hablar, son diferentes y están intentando hacer la diferencia, pero no es suficiente, hay que dar pasos más valientes", demanda.

Un posible alto al fuego

Ante la posibilidad de un alto al fuego, el abogado contesta de manera contundente: "nosotros no queremos un cese al fuego, queremos el fin de la ocupación, queremos nuestra libertad, ya es hora, hace 30 años se firmaron acuerdos, fue un progreso, ¿pero después de 30 años qué tenemos? bloqueo, nuevo apartheid, genocidio, ¿es esa la paz que desean? la ocupación tiene que acabar".

Además, asegura que el problema que tiene Israel "no es Hamás" y deja claro que el gobierno del Estado judío está "deshumanizando" a los palestinos.

"Nos llaman animales humanos, no existimos para ellos, quieren una limpieza étnica, quieren un territorio israelí sin nosotros, quieren echarnos, quieren la pureza del estado israelí, eso es lo que lleva pasando años", añade.

Ante esto, espera que Netanyahu acabe siendo "juzgado en una corte penal internacional".

"Nadie pensó que después de la Segunda Guerra Mundial habría los juicios de Nuremberg y se celebraron, yo tengo un sueño, no tenemos el derecho de darnos por vencidos. Estamos defendiendo a las víctimas, y queremos que prevalezca el estado de Derecho porque si no es ley de la jungla, y nosotros no somos parte de eso, pero sabemos quien lo quiere", remacha. EFE

Macarena Soto

(c) Agencia EFE