Anuncios

Rahm, Sergio García, López Chacarra y Puig, los integrantes españoles del LIV

Redacción Deportes (EE.UU.), 7 dic (EFE).- Jon Rahm se convirtió este jueves en el cuarto integrante español del LIV Golf, el circuito financiado por el Gobierno de Arabia Saudí, y se sumó a Sergio García, Eugenio López Chacarra y David Puig, exjugadores de la PGA que vieron multiplicar sus ganancias gracias a los enormes premios ofrecidos por esta liga.

Rahm, de 29 años, llevará su chaqueta verde de campeón del Masters de Augusta al controvertido LIV, que revolucionó en 2022 el mundo del golf al arrebatarle, a base de talonario, estrellas como Dustin Johnson, Brooks Koepka y Phil Mickelson, a la PGA.

Se desconocen las condiciones económicas del acuerdo de Rahm, pero se estima que sus ingresos superarán los 500 millones de dólares.

En una reunión telemática con varios medios internacionales, Rahm reconoció que el dinero ha tenido un peso importante en su decisión, aunque no fue la única razón.

El aliciente económico es la principal arma del LIV, cuyos suculentos premios han atraído a la elite del golf mundial.

Fue particularmente destacado el caso de Eugenio López Chacarra, que a sus 22 años y con cinco meses de experiencia como profesional, dio la sorpresa al ganar el torneo de Bangkok del LIV.

¿El premio? Un cheque de 4.8 millones de dólares.

Para compararlo, cuando Rahm ganó este año el Masters de Augusta, uno de los cuatro 'grandes' y uno de los torneos de más tradición del mundo, embolsó un cheque de 3.24 millones de dólares.

El Genesis Invitational, torneo también ganado por el de Barrika en esta campaña, le entregó 3.6 millones de dólares, el Sentry Tournament of Champions, 2.7, mientras que el The American Express, 1.44. Números muy altos pero incomparables con los premios de los torneos del LIV.

Ni mucho menos con los del circuito Europeo. El Abierto de España entregó a su ganador un premio inferior a los 300.000 dólares.

Las cifras del LIV Golf cambiaron la vida a López Chacarra y acabaron convenciendo también a Rahm.

El jugador vasco había asegurado el pasado junio que no le atraía el formato de juego del LIV, con torneos de tres rondas en vez de cuatro y sin corte, y que "400 millones de dólares" más en el banco no cambiarían su estilo de vida "lo más mínimo".

Al mismo tiempo, destacó que no cuestionaba las decisiones de vida de otros golfistas.

"Entiendo el aliciente que tiene el LIV, entiendo, para decirlo de forma amable, las razones por las que (muchos jugadores) lo eligieron. Para ser honesto, el formato no me atrae", afirmó Rahm en junio antes del comienzo del Abierto de Estados Unidos.

"Sí, los premios (del LIV) son excelentes. ¿Mi estilo de vida cambiaría si tengo 400 millones? No, no cambiaría lo más mínimo. Podría retirarme ahora y tener una vida muy feliz sin volver a jugar al golf. Nunca jugué por razones de dinero, juego por amor a este deporte y quiero competir contra los mejores", agregó en ese momento.

Rahm se sumará además a un veterano como Sergio García, ganador de 36 torneos en su carrera, incluido el Masters de Augusta de 2017.

También integra la 'delegación' española David Puig, de tan solo 22 años.

Llegó al LIV Golf como 'aficionado' y se volvió profesional en septiembre de 2022.

El circuito cuenta además con los mexicanos Abraham Ancer y Carlos Ortiz, el colombiano Sebastián Muñoz y los chilenos Joaquín Niemann y Mito Pereira.

Andrea Montolivo

(c) Agencia EFE