Anuncios

Cómo es Rafah, la ciudad que alberga a la mayor cantidad de refugiados de Gaza y el último objetivo de la ofensiva israelí

Refugiados en Rafah
La ciudad de Rafah, en la frontera entre la Franja de Gaza y Egipto, ha visto quintuplicarse su población debido a los ataques israelíes contra Hamás.

El ejército israelí comenzó una ofensiva contra Hamás en Rafah, la ciudad más austral de la Franja de Gaza donde están refugiados cerca de 1,5 millones de palestinos.

El ataque sobre la ciudad palestina que limita con la frontera con Egipto comenzó con decenas de palestinos muertos y dos rehenes -de origen argentino- rescatados.

De acuerdo con las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), los rehenes rescatados son dos hombres llamados Fernando Simon Marman, de 60 años, y Louis Har, de 70 años, que fueron capturados por Hamás en su incursión en territorio israelí del 7 de octubre que dejó 1.200 muertos y unos 240 secuestrados.

Residentes de Rafah le dijeron a la BBC que en la ofensiva participan helicópteros y barcos, además de la arremetida aérea en el norte y centro de la ciudad.

La Autoridad Nacional Palestina (ANP), que gobierna Cisjordania, denunció que Israel está cometiendo "una masacre" en esa ciudad. Aunque la ANP habló de más de 100 muertos, el ministerio de Salud de Gaza, que responde a Hamás, ha contabilizado hasta el momento 67.

Antes de la ofensiva, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ordenó al ejército que se prepare para evacuar a los civiles.

"Es imposible lograr el objetivo de la guerra sin eliminar a Hamás y dejando cuatro batallones de Hamás en Rafah”, expone un comunicado que el despacho de Netanyahu emitió el viernes.

“Por el contrario, está claro que la intensa actividad en Rafah requiere que los civiles evacuen las zonas de combate", añadió el comunicado.

Retrato de Benjamin Netanyahu en una rueda de prensa.
El premier israelí ha dicho que es necesario atacar Rafah, porque allí Hamás mantiene cuatro batallones.

La comunidad internacional advirtió a Israel que no lleve a cabo esta ofensiva.

Estados Unidos indicó que una invasión de Rafah sería un "desastre", mientras que la Unión Europea y la ONU expresaron su preocupación.

Por su parte, grupos humanitarios han dicho que no es posible evacuar a todas las personas que han encontrado refugio en esa ciudad.

Campo de refugiados en Rafah
Campo de refugiados en Rafah

“Pesadilla humanitaria”

La ciudad de Rafah es el mayor centro urbano en la frontera con Egipto.

La mayoría de la población de Rafah ha sido desplazada por los combates en otras partes de Gaza y vive en tiendas de campaña.

Hace solo cuatro meses la localidad tenía una población estimada en 280.000 habitantes, pero con la llegada de masiva de refugiados se ha casi quintuplicado, según la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés).

Rafah es. además, el único cruce fronterizo entre Gaza y Egipto.

Por el paso de Rafah han salido cientos de extranjeros que residían en la Franja junto con sus familias y también ha entrado la ayuda humanitaria para los habitantes de la zona.

Niños entre los escombros de un edificio impactado por un cohete israelí
Los bombardeos israelíes ya han afectado seriamente la infraestructura de la sureña ciudad de Rafah.

El viernes 9 de febrero, el máximo diplomático de la UE, Josep Borrell, escribió en una publicación en las redes sociales: "Los informes de una ofensiva militar israelí en Rafah son alarmantes. Tendría consecuencias catastróficas que empeorarían la ya terrible situación humanitaria y el insoportable número de víctimas civiles".

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió sobre una "pesadilla humanitaria" en la ciudad.

Su portavoz, Stéphane Dujarric, añadió más tarde: "Estamos extremadamente preocupados por el destino de los civiles en Rafah... Creo que lo que está claro es que la gente necesita ser protegida, pero tampoco queremos ver ningún desplazamiento masivo forzado de la gente".

Mientras tanto, Philippe Lazzarini, jefe de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, UNRWA, dijo que había "una sensación de creciente ansiedad y pánico en Rafah".

"La gente no tiene la menor idea de a dónde ir después de Rafah", dijo Lazzarini a periodistas en Jerusalén.

"Cualquier operación militar a gran escala entre esta población solo puede conducir a una capa adicional de tragedia interminable que se está desarrollando".

Vista del mar de tiendas de campaña levantadas por los refugiados en Rafah
La ciudad de Rafah se ha convertido en un abrir y cerrar de ojos en un enorme campo de refugiados, lo cual complica cualquier operación militar.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kirby, dijo que el ejército israelí tenía una "obligación especial, al realizar operaciones allí o en cualquier otro lugar, de asegurarse de tener en cuenta la protección de la vida civil inocente".

"Las operaciones militares en este momento serían un desastre para esa gente y no es algo que apoyaríamos", dijo, añadiendo que Estados Unidos no había visto nada que sugiriera que Israel iba a lanzar una operación importante en Rafah de manera inminente.

El portavoz adjunto del Departamento de Estado, Vedant Patel, se hizo eco de los comentarios de Kirby: "Nosotros [Estados Unidos] no apoyaríamos la realización de algo como esto sin una planificación seria y creíble".

Rafah
Rafah

Cuando la BBC le preguntó dónde deberían ir los refugiados en Rafah en caso de una incursión, Patel dijo que eran "preguntas legítimas que creemos que los israelíes deberían responder".

Hablando en la ciudad israelí de Tel Aviv, el secretario de Estado Antony Blinken dijo que cualquier "operación militar que emprenda Israel debe poner a los civiles en primer lugar... y eso es especialmente cierto en el caso de Rafah".

“No tenemos otro lugar adonde ir"

Según el Ministerio de Salud de Gaza, dirigido por Hamás, el viernes murieron al menos 15 personas, ocho de ellas en Rafah, por ataques israelíes. Israel no hizo comentarios.

"Si vienen a Rafah, será el fin para nosotros, como si estuviéramos esperando la muerte. No tenemos otro lugar adonde ir", dijo a la BBC Garda al-Kourd, madre de dos hijos que dijo que había sido desplazada seis veces durante la guerra.

Desde que Israel inició su represalia contra Hamás su ejército ha forzado a la población civil a desplazarse cada vez más al sur de la Franja de Gaza.

Sin embargo, los gazatíes que han logrado llegar a Rafah se han quedado sin más lugares a donde moverse, pues se han consumido los 41 kilómetros de largo que tiene el pequeño territorio.

La ciudad es una estrecha extensión de tierra rodeada por las vallas fronterizas egipcias e israelíes y el mar Mediterráneo.

Niños palestinos esperando por comida
Los palestinos que se apiñan en Rafah tienen que esperar horas por algo de comer y un poco de agua, muchas veces contanimada.

El jefe del Consejo Noruego para los Refugiados, Jan Egeland, dijo a la BBC que una invasión en Rafah, al que llamó "el mayor campo de desplazados del mundo", sería una catástrofe.

"Hay gente sobre sus endebles láminas de plástico. Están luchando por comida. No hay agua potable. Hay enfermedades epidémicas y ahora ellos [las fuerzas israelíes] quieren traer una guerra a este lugar", dijo.

En Rafah hoy viven cerca de 1,5 millones de personas en refugios atestados o a la intemperie en las calles o en las arenas de la playa cercana.

Santosh Kumar, un médico que abandonó la Franja de Gaza la semana pasada, aseguró que la localidad está tan abarrotada que por sus calles no pueden circular siquiera las ambulancias.

Soldados egipcios caminando por la frontera con Rafah mientras los ven unos palestinos del otro lado.
Egipto ha reforzado su vigilancia de la frontera con Rafah para evitar incursiones en su territorio que lo conviertan en una nueva Jordania o Líbano.

“Es una inmensa prisión”, dijo Kumar en declaraciones al servicio árabe de la BBC.

Los palestinos que se aglomeran en Rafah tienen que esperar horas por algo de comer y un poco de agua, muchas veces contaminada.

Kumar dice que las aguas residuales fluyen hoy sin control por la superficie, convirtiéndose en un foco de enfermedades para una población malnutrida y sin casi medicinas.

Asimismo, aseguró que la combinación entre los bombardeos israelíes y la masiva llegada de refugiados ha hecho colapsar los deficientes servicios públicos de la ciudad.

Mujeres y unos niños en la playa de Rafah
El número de desplazados es tan elevado que muchos de ellos han debido tomar las playas de Rafah para instalarse.

Por su parte, desde la organización ActionAid aseguraron que algunas personas se están viendo obligadas a comer pasto.

“Todos en Gaza sufren ahora hambre y la gente sólo recibe entre 1,5 y 2 litros de agua contaminada al día para satisfacer todas sus necesidades”, agregó la agrupación caritativa.

Según funcionarios israelíes, más de 1.200 personas murieron durante los ataques de Hamás contra el sur de Israel el 7 de octubre.

Más de 27.900 palestinos han muerto y al menos 67.000 han resultado heridos por la contraofensiva lanzada por Israel, según el Ministerio de Salud dirigido por Hamás.

*Con información de Marita Moloney, Tom Bateman, Kathryn Armstrong, Patrick Jackson y el servicio árabe de la BBC

Raya gris
Raya gris

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

Y recuerda que puedes recibir nuestras notificaciones. Descarga la nueva versión de la app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.