Anuncios

Rafael Santos Borré: “Gallardo será todavía mejor después de dirigir a estrellas”

Rafael Santos Borré, desde el Werder Bremen, hablá de Simeone, Pekerman, Gallardo, Néstor Lorenzo, Julián Álvarez y su adorado River
Rafael Santos Borré, desde el Werder Bremen, hablá de Simeone, Pekerman, Gallardo, Néstor Lorenzo, Julián Álvarez y su adorado River

Fueron 14 minutos en un amistoso de pretemporada contra Numancia en julio de 2016, en la ciudad castellana del Burgo de Osma. Nada especial para recordar. Ese día debutó Rafael Santos Borré en Atlético de Madrid, cuando reemplazó a Saúl. Y prácticamente ese día, también, se despidió. Tenía 19 años la promesa que llegaba del Deportivo Cali. Diego Simeone le propuso que fuera una temporada a préstamo a Villarreal, y un año después, el ‘Cholo’ alentó que volviera al cono sur a buscar minutos. A River, “al club más grande de América”, le subrayó Simeone para que la oferta fuera irresistible. ¿Presagio, casualidad? La vida de Borré cambiaría por completo. ¿Sin reproches entonces con Simeone? “Nooo. Del ‘Cholo’ me quedó su pasión, la forma de vivir el día a día, la forma de vivir los trabajos de campo… cómo vivir cada entrenamiento, cada pelota. ¡Su pasión para trabajar! Esas ganas de vivir el momento me marcó, lo llevo conmigo siempre y se lo agradezco”, cuenta el colombiano desde Bremen, a orillas del río Weser, al norte de Alemania. Donde todo ha vuelto a empezar en la Bundesliga.

Borré y Diego Simeone, una relación muy breve que igualmente dejó huella en el colombiano:
Borré y Diego Simeone, una relación muy breve que igualmente dejó huella en el colombiano: "Esas ganas de vivir el momento del Cholo me marcaron, lo llevo conmigo siempre y se lo agradezco”

En River vivió su refundación futbolística. Un pequeño retrato lo certifica: el número de su camiseta. Llegó a Núñez y el 9 estaba ocupado. Y el 34, que había lucido en el Cali, superaba el límite reglamentario para la lista de la Libertadores. Entonces, apareció el 19… Se enteró que lo había usado Teo Gutiérrez y lo abrazó como un augurio de buena cosecha. No se equivocó. Explotó. Máximo goleador del ciclo Gallardo con 55 gritos, el festejo con venia militar se volvió popular y todos supieron del “Máquina”, el barranquillero que había aterrizado en el club junto con Germán Lux, Javier Pinola, Enzo Pérez e Ignacio Scocco. Casi desconocido, claro. Y el 19 no lo abandonó más. Lo llevó siempre en River, lo trasladó a Eintracht Frankfurt, lo acaba de mudar a Werder Bremen y es indiscutido en la selección de Colombia. “En River he pasado algunos de los años más felices de mi carrera… Fue una etapa maravillosa y me siento identificado con el hincha de River y siempre sigo al equipo”, murmura Borré en un diálogo con la nacion que propició el departamento de prensa de la Bundesliga. “Ahora está Miguel Borja, también, y amigos con los que sigo en contacto”, agrega.

La inolvidable etapa en River, con el punto de esplendor en la Libertadores de 2018: Gallardo confió en Borré y el colombiano le pagó con 55 goles
La inolvidable etapa en River, con el punto de esplendor en la Libertadores de 2018: Gallardo confió en Borré y el colombiano le pagó con 55 goles - Créditos: @X

Marcelo Gallardo creyó en él. Se acababa de marchar Lucas Alario y no fue sencillo al principio. Del entrenador sólo partían demandas: atención, compromiso, dedicación. Perfección: el técnico prácticamente se obsesionó con los perfiles de Borré, con sus controles orientados, con la calibración de sus definiciones. Lo atormentaba, pero porque entendía que había un techo por perforar. En cada mercado, cuando lo buscaba un club extranjero, Rafael iba con Gallardo y escuchaba su consejo. Y alguna que otra transferencia se frustró. Ahora, la pregunta cae sola, con el peso de la obviedad.

–¿Te sorprendió que Gallardo eligiera volver a dirigir en un destino como Arabia Saudita?

–Marcelo es un entrenador increíble, un entrenador que me aportó mucho y siempre le estaré agradecido. Me sirvió mucho en mi carrera. Le deseo lo mejor, que le vaya bien a Marcelo. Y siento que esta etapa le va a servir mucho porque la de Arabia Saudita es una liga que está creciendo, que está llevando a muchas figuras y estrellas. Y a un entrenador, creo, manejar estrellas y figuras importantes le puede brindar un crecimiento, una evolución en lo referente al manejo de grupo y la gestión. Va a manejar un vestuario con jugadores de muchísima jerarquía, y Marcelo será todavía mejor después de dirigir a estrellas. Va a ser una etapa que le va a servir mucho para aprender, para conocer nuevos conceptos e intercambiar ideas con figuras mundiales que han jugado en grandes equipos.

Nuevos rumbos, en definitiva, para ambos. Claro, la vida continúa. Gallardo es el entrenador de Al-Ittihad, y se ha establecido en Jeddah. Recién arranca. Borré, a sus 28 años, recorrió 450 kilómetros hacia el norte alemán, de Frankfurt a Bremen, donde ahora vive con su mujer, la periodista colombiana Ana Caicedo, y sus hijas Guadalupe, de 3 años, y Mía, que acaba de llegar en octubre. El último día del mercado de pases a finales de agosto, en las últimas horas más precisamente, consiguió la cesión a préstamo del Eintracht al Werder Bremen, que necesitaba reemplazar a Niclas Fullkrug, el goleador de la Bundesliga 2022/23 transferido a Borussia Dortmund. Ya no tenía lugar en el club con el que se había coronado en la Europa League 2021/22 frente a Glasgow Rangers. Y no había sido un actor secundario, sino el héroe: convirtió el empate que llevó la definición a los penales, y en la tanda él acertó el remate definitivo. “En Bremen tengo nuevamente la sensación de que me necesitan”, vuelve a murmurar.

–Necesitabas el cambio de club, el técnico Ole Werner te valora…

–Me siento bien con el cambio, Werder Bremen es un equipo muy tradicional aquí en Alemania, tiene mucha historia, es un club bien popular aquí. Al principio, al llegar, tuve mucho movimiento, de aquí para allá con las convocatorias de la selección y las eliminatorias que empezaban, entonces me perdía de compartir mucho más tiempo con mis nuevos compañeros. Jugaba dos, tres partidos, y me volvía a ir a Colombia. Pero con el paso del tiempo me he ido acoplando mucho más con ellos. Es un grupo fantástico, me han recibido muy bien. Me vengo sintiendo muy bien. Es un equipo que crea muchas situaciones, tanto para Marvin Ducksch como para mí. Eso nos beneficia y acelera los ritmos de adaptación, desde luego.

–En las últimas fechas de la Bundesliga convertiste dos goles, uno de ellos al Eintracht, club al que pertenecés…

–Fue un partido especial para mí, muy lindo, con sentimientos encontrados. Jugar contra un equipo con el que conseguí algo muy importante, la Europa League, ser campeón en Europa, y, es difícil enfrentarte a esa situación. Y también porque allá tengo muchos amigos, compañeros… El gol, bueno, como delantero, uno siempre quiere marcar, fue un gol especial por todas las situaciones que se habían vivido, las experiencias vividas con el Frankfurt estuvieron presentes, claro, y a los hinchas les pedí perdón por el gol, pero, pero, ahora estoy en una nueva etapa, otro proceso.

–Como Colombia, que abrió otro ciclo tras no estar en Qatar 2022. Y en las eliminatorias, son el único equipo invicto.

–Teníamos el desafío, y nos habíamos propuesto, terminar esta primera parte de las eliminatorias de la mejor manera. Sabíamos que no se volverían a jugar las eliminatorias hasta dentro de un tiempo muy largo y había que cerrar bien. También nos habíamos puesto el objetivo de sumar puntos de visitantes, porque eso siempre hace falta, y con esa mentalidad fuimos a jugar contra Paraguay. Claro, al grupo le había dado mucha confianza algunos días antes ganarle a Brasil, y conseguir los seis puntos en esta última doble fecha fue algo muy bueno. Cerramos el año ahí arriba en la tabla, y ahora podemos pensar en nuestro siguiente objetivo por orden de calendario que será la Copa América.

–¿La Copa América 2024 aparece como un objetivo de Colombia?

–Sí, porque el equipo tiene una mentalidad ganadora, de ir por cosas importantes y grandes. Y eso no va a cambiar. En este nuevo proceso con Néstor venimos jugando contra cualquier rival de la misma manera, saliendo a proponer con nuestro estilo y nuestras formas. Y la Copa América no va a ser la excepción, vamos a intentar ser protagonistas partido a partido. Va a ser un torneo muy importante para nosotros, que estamos en un nuevo proceso, con un nuevo entrenador, y la Copa nos permitirá seguir consolidándonos. Vamos a poder madurar más la idea de Néstor.

–¿Y cuál es la clave de Lorenzo? Durante muchos años fue colaborador de Pekerman, el único antecedente como DT principal, antes de asumir en Colombia, era un paso por Melgar, de Perú.

–A Néstor tuve la oportunidad de ya conocerlo en el proceso de Pekerman y de tenerlo ahora como entrenador principal. Yo creo que uno nunca deja de aprender y Néstor me está enseñando muchas cosas, en lo deportivo y también en lo referente a la vida. Por ejemplo, cómo aportarle más al equipo, cómo ser una pieza fundamental para que el funcionamiento del equipo esté bien y cómo utilizar los espacios. Él es clave en la mentalidad del equipo. Queremos salir a jugar de tu a tu contra cualquiera, y eso también te expone ante rivales de calidad. Los rivales de jerarquía te pueden hacer daño al jugar de tu a tu, pero nosotros asumimos esa responsabilidad. Y no lo vamos a cambiar porque nos viene dando resultados y vamos a seguir por ese camino con el profe. Y después, me gusta la forma de ver la vida de Néstor, en general, coincidimos mucho y me sirve mucho su mirada.

La relación con Néstor Lorenzo comenzó cuando Pekerman era el DT de Colombia, pero ahora el exdefensor argentino es el entrenador principal de un equipo que marcha invicto en las eliminatorias
La relación con Néstor Lorenzo comenzó cuando Pekerman era el DT de Colombia, pero ahora el exdefensor argentino es el entrenador principal de un equipo que marcha invicto en las eliminatorias

–Venís de convertirle a Paraguay, pero algunas críticas te señalan por tu bajo promedio de gol en la selección, cinco en 30 partidos…

–Las criticas siempre van a estar, pero a mí me deja muy tranquilo que el equipo funcione, que consiga los puntos. Yo siempre quiero marcar goles, quiero estar cerca y dentro del área para estar más cerca del gol, para poder terminar las situaciones que crea el equipo, pero el profe le ofrece distintas formas tácticas al equipo para que el equipo se sienta cómodo tanto con el balón como sin el balón. Y esto lo venimos haciendo bien, porque si te fijas en los partidos contra Uruguay y con Ecuador, en ambos merecimos quedarnos con el triunfo. El cuerpo técnico es el que analiza, evalúa, y de pronto ellos también sintieron que debíamos tener más presencia en el área. Es un cuerpo técnico que se permite corregir cosas, y contra Paraguay pude tener más presencia en el área, posicionándome en un lugar donde, sí, me siento más cómodo. Pero tenemos que seguir mejorando en convertir más, cerrar antes los partidos, y lo digo especialmente por mí. Hemos tenido situaciones para que la selección sea beneficiada y no las hemos podido concretar.

–¿Qué sentís que significó en tu carrera José Pekerman?

–José fue como un padre futbolístico conmigo. Desde muy chico, cuando empecé a hacer goles en el Cali, cuando tenía 17 o 18 años, me tuvo confianza y empezó a llamarme a la selección. Y para un chico, compartir la selección con jugadores como Radamel Falcao, que era mi ídolo, Jackson [Martínez], Teo [Gutiérrez], Claudio Vacca, Adrián Ramos, todos grandes delanteros, para mí era especial. Y me sirvió mucho para después utilizarlo en mi carrera. Yo aprendía viéndolos a ellos.

–Entre las ligas Top 5 de Europa, la Bundesliga es la que menos colombianos tiene. Pero también sucede con los argentinos. ¿Por qué creés que ocurre?

–Para Sudamérica, la Bundesliga, de pronto, es una liga que no vemos o no se analiza tanto. Pero es una liga muy competitiva. Yo creo que después de la Premier, es de las ligas más intensas y que más dificultades propone. Tiene equipos con jugadores de mucha calidad, que apuestan a transiciones muy rápidas. Acá, en Alemania, la demanda de precisión sobre velocidad, que es lo más difícil de lograr en el fútbol, hace que la liga sea muy competitiva. Después, sí, hay que incorporar y asumir muchas particularidades del juego en la cancha, y afuera, el idioma, el frío…, pero especialmente la velocidad del juego demanda una adaptación.

–Empieza a suceder algo impensado hace años en el fútbol: llegaste a Bremen y había otro compatriota. Pero una mujer, “Cata”, Catalina Pérez, la arquera de la selección colombiana y del femenino de Werder…

–Sí, llegamos casi juntos, ella un poquito antes y me recibió. Hemos hecho una excelente amistad, nos hemos podido ayudar mucho acá, hemos podido compartir muchos momentos juntos. Para los dos ha sido importante encontrarnos, ella me cuenta muchas vivencias del fútbol femenino y yo le comparto mis experiencias. Bremen nos ha dado esta hermosa oportunidad.

Borré, Julián Álvarez y algunas sociedades en el ataque millonario, hasta que cada uno se marchó a Europa: el colombiano en julio de 2021 y
Borré, Julián Álvarez y algunas sociedades en el ataque millonario, hasta que cada uno se marchó a Europa: el colombiano en julio de 2021 y "Araña" en enero de 2022 - Créditos: @X

–¿Te imaginabas una explosión tan rápida de Julián Álvarez en el Manchester City?

–¿Juli? Pero claro, todo lo que está haciendo Juli no me sorprende porque es un chico muy inteligente, mira muchos detalles, todo el tiempo aprende mucho mirando. Le dedica mucho tiempo a aprender, a aprender de los jugadores de más experiencia, y claro, al llegar a un equipo con tantas variantes, con un entrenador tan inteligente como Guardiola, yo sabía que Juli lo iba a aprovechar y se iba a adaptar rápido. Juli es muy inteligente para adaptarse a las distintas ideas de juego.

–¿Cómo viviste la consagración de la Argentina en el Mundial? En el plantel tenías a muchos amigos…, Julián, Palacios, Montiel, Enzo Fernández, Armani…

–Seguí mucho a la Argentina en el Mundial. Quería que un sudamericano saliera campeón, más que nada porque hubo muchas idas y vueltas sobre si Europa era más competitiva sobre los otros continentes. Y yo pienso que las competencias en Sudamérica son bastante difíciles, y por eso quería que un sudamericano saliera campeón. Y cuando vi que la Argentina tenía la posibilidad, quería que lo lograra por todos mis amigos de River que había en ese plantel.

En su tercera temporada en la Bundesliga, Rafa Santos Borré suma 100 partidos y 18 goles, distribuidos entre Eintracht Frankfurt y su reciente desembarco en Werder Bremen
En su tercera temporada en la Bundesliga, Rafa Santos Borré suma 100 partidos y 18 goles, distribuidos entre Eintracht Frankfurt y su reciente desembarco en Werder Bremen