Anuncios

Racing: Rubén Capria renunció como mánager y ahora el presidente Víctor Blanco deberá designar un entrenador y un director deportivo

Rubén Capria, exmanager, Fernando Gago, exDT, y Víctor Blanco, presidente de Racing; la Academia necesita un entrenador y designar un nuevo director deportivo
Rubén Capria, exmanager, Fernando Gago, exDT, y Víctor Blanco, presidente de Racing; la Academia necesita un entrenador y designar un nuevo director deportivo - Créditos: @Prensa Racing

Si el 2024 aparecía como un gran interrogante para Racing después de un año cargado de sinsabores, este lunes la Academia sumó una preocupación más para su futuro. El mánager Rubén Oscar Capria oficializó su salida del club. Si bien los primeros motivos que trascendieron para explicar la decisión hablaban de una situación personal vinculada a la salud de un familiar cercano, desde el entorno del ex número 10 aseguran que la razón del alejamiento tiene más que ver con la falta de acuerdo del proyecto futbolístico con la dirigencia que con motivos personales.

Capria, que en noviembre había acordado la renovación de su vínculo hasta finales del año próximo, veía con buenos ojos la continuidad de la dupla conformada por Sebastián Grazzini y Ezequiel Videla, que asumieron como interinos después de la intempestiva salida de Fernando Gago tras la caída en el clásico de Avellaneda.

Tanto a los futbolistas, que lo hicieron público, como al Mago los había seducido la metodología de trabajo y el desempeño de Grazzini y Videla, quienes trabajaban en la reserva hasta la renuncia de Gago. Sin embargo, la dirigencia encabezada por el presidente Víctor Blanco entendió que el club necesitaba la llegada de un hombre fuerte que genere un cambio de aire en el ambiente después de un 2023 con escasos resultados y, sobre todo, con un malhumor creciente entre los hinchas, que demostraron su disgusto con el presente académico en cada uno de los partidos que Racing jugó como local. A finales de la semana pasada, luego de un almuerzo en el que participaron Capria y Blanco, se definió que Grazzini y Videla no continuarán en el cargo y tampoco retomarán a su función anterior en el club.

Sebastián Grazzini da indicaciones en un partido de Racing ante Defensa y Justicia; al DT interino le ofrecieron volver a la reserva pero dijo que no: tiene ofertas de la Primera división y la B Nacional
Sebastián Grazzini da indicaciones en un partido de Racing ante Defensa y Justicia; al DT interino le ofrecieron volver a la reserva pero dijo que no: tiene ofertas de la Primera división y la B Nacional - Créditos: @Fotobaires/Nicolas Aboaf

Con la salida del Mago, Racing no sólo deberá buscar DT y refuerzos para un rearmado profundo de cara a 2024 sino que también irá por una nueva cabeza para planificar su estructura del fútbol. Esa es la visión de los directivos, que entienden que será una función importante para el año electoral que se viene en la mitad celeste y blanca de Avellaneda. En un principio, los primeros nombres que se filtraron desde el club para suceder a Capria en el cargo de mánager son los del ídolo Lisandro López, el chileno Marcelo Díaz y Andrés D’Alessandro. Más allá de la potencia de los nombres, en todos los casos parece una negociación compleja.

Lisandro (40 años) aún se siente futbolista y forma parte del plantel de Sarmiento de Junín, que se quedó en Primera División, aunque no pudo aportar dentro de la cancha en los últimos partidos por una lesión. Marcelo Díaz (36) cerró una buena temporada con continuidad en Audax Italiano y sostiene el sueño de terminar su carrera en la Universidad de Chile, el club de sus amores. D’Alessandro, en tanto, que siempre tuvo un vínculo sentimental con Racing, se retiró en 2022 y vivió este año su primera experiencia en esta función, luego de que Ronaldo le ofreciera ese cargo en Cruzeiro, club que preside el mítico exdelantero. Después de que el equipo de Belo Horizonte confirmara su permanencia en el Brasileirão, el ex mediocampista de River dio un paso al costado.

Rubén Capria tenía diferencias con Víctor Blanco, presidente de Racing
Rubén Capria tenía diferencias con Víctor Blanco, presidente de Racing - Créditos: @Captura TV

Más allá de esa búsqueda, es posible que el anuncio del próximo entrenador se de antes que el del mánager. Los tiempos apuran. El plantel volverá a entrenarse el 27 de diciembre y un técnico debe estar al frente del grupo ese día. Desde el 30 de septiembre, cuando Gago sorprendió a todos con su renuncia en el vestuario de un Cilindro que hervía de la bronca, que Blanco no encuentra un nombre que lo termine de seducir. El que más cerca estuvo fue Hernán Crespo, que declinó la propuesta porque no tiene pensado volver por el momento al país. En ese contexto, el presidente ya tendría decidida su apuesta: Gustavo Costas.

La misma jornada en que se conoció la salida del Mago Capria, la mitad celeste y blanca de Avellaneda amaneció con pasacalles que pedían por Costas, muy querido en el club. Mascota del Equipo de José a los tres años, emblema en la zaga central durante la década del 80, pieza clave en el ascenso de 1985 y en la obtención de la Supercopa 1988, ya tuvo dos pasos como entrenador de la Academia, en 1999 y 2007. Además, fue uno de los fundadores del Predio Tita. Puro ADN racinguista. Más allá de su vinculación con Racing, Capria no veía con buenos ojos el regreso de Costas, ya que entendía que era cambiar la línea futbolística que mostró el equipo en los últimos años con buenos resultados.

La salida del Mago parece abrirle camino al entrenador que desde su último ciclo en el banco académico pasó por Paraguay (Olimpia y Guaraní), Perú (Alianza Lima), Arabia Saudita (Al-Nassr y Al-Fayha), Ecuador (Barcelona), Colombia (Independiente Santa Fe), México (Atlas), Chile (Palestino) y Bolivia (Selección).

Gustavo Costas en su último trabajo, como entrenador de la selección de Bolivia
Gustavo Costas en su último trabajo, como entrenador de la selección de Bolivia - Créditos: @Juan Karita

Capria tuvo la dura tarea de ocupar el espacio vacío que había dejado Diego Alberto Milito, el máximo ídolo de los últimos cincuenta años en el club, único antecesor en el puesto. La enorme figura de Milito quedó presente en los hinchas, que en este ciclo que inició el manager en enero de 2021 cargaron en distintas oportunidades contra el Mago, tanto en la cancha como en las redes sociales. El ex número 10 empezó a pensar en su salida luego de la derrota como local ante Platense, cuando fue insultado por buena parte del Cilindro, que además adoptó el pedido por Milito como un grito de guerra de cara a las elecciones 2024, más allá de que el exdelantero aún no se expresó sobre si será o no candidato.

El Mago terminó de definir su paso al costado ese último fin de semana largo, cuando comenzó a percibir que su opinión no era escuchada, a sentir que su presencia era más una molestia que una ayuda para la toma de decisión de los dirigentes. Ahora, el modelo para armar de Racing 2024 debe buscar una nueva pieza.