Anuncios

Se quitan el miedo con defensa personal

MELCHOR OCAMPO, Méx., marzo 6 (EL UNIVERSAL).- A los 19 años, Sara Flores tuvo una discusión con su expareja sentimental que terminó a golpes. Logró defenderse, pero reconoció que no pudo quitárselo de encima fácilmente, por lo que recibió impactos en la cara. Hoy, a sus 24 años, comenzó a tomar clases de defensa personal para que no le vuelva a ocurrir algo similar.

Eliminar el miedo y aprender a defenderse en caso de ser víctimas de violencia o un asalto es el propósito de las instructoras que imparten las clases a mujeres del municipio.

Sara contó a EL UNIVERSAL que tras la agresión de su pareja terminó la relación, pero ahora siente miedo cuando se encuentra con acosadores en el transporte público o al caminar por las calles hacia su trabajo o a la casa de su mamá.

"Se viven ciertos acosos, y al sentir ese miedo del acoso, pues me gustaría que, si me llegasen a tocar, poderme defender", explicó luego de la primera lección en la que identificó la manera correcta de evadir una agresión por la espalda y sometida en el piso.

En la clase que presenció esta casa editorial, la instructora Abril Solano, con especialidad en karate con cinta negra, coloca un circuito para que las participantes practiquen las técnicas de defensa personal, además de simular una situación de peligro a fin de que puedan identificar qué hacer en caso de ser sorprendidas por la espalda o si el ataque es al cuello.

"Una sí tuvo reacción de ataque y otra se quedó en shock, y hay otras que te lo cuentan ya casi llorando. Tienen miedo a que esa persona otra vez vuelva, y trabajamos en quitarles ese miedo y no dejar que esas personas les toquen", sostuvo al precisar que primero dialoga con las participantes para conocer si han vivido alguna situación de violencia.

Claudia Noguera, otra participante, expuso que en su juventud le tocó vivir acoso, también en unidades de transporte público; sin embargo, narró con orgullo haberse defendido, pues dicha conducta no es algo que permita en su vida.

"Las mujeres ahorita estamos expuestas a que nos agradan físicamente, verbalmente. Es importante cuidarnos entre nosotras, tener estos cursos de defensa personal para defendernos en las calles, en la escuela, en un centro comercial y hasta en la misma casa".

A su sobrina adolescente le ha dado consejos sobre cómo defenderse y qué cuidados tener en fiestas y con amigos, dijo tras tomar la primera de tres clases que tendrá esta semana en el deportivo Álamos.

"No tenemos la cultura de que cuando te pasa algo en la calle, la gente es muy poca la que te auxilia, se te quedan viendo. También es otra situación que deberíamos de ver, de defender a la persona que está siendo agredida", comentó al preguntarle si alguien le ayudó cuando vivía esos casos de acoso sexual.

Acoso sexual, asaltos en transporte público, violencia familiar, violencia económica y violencia patrimonial son las constantes que viven mujeres en el municipio de Melchor Ocampo, razón por la cual invitaron a que se sumaran al tercer curso de defensa personal, indicó Ruth Torres, directora de Atención a la Mujer en la localidad.

En 2023 atendieron a cerca de 100 vecinas de la demarcación en temas como los referidos, trabajando en el empoderamiento de las mujeres, ya que "sabemos que se está viviendo un alto índice de violencia, entonces nosotras las mujeres siempre hemos sido señaladas como el sexo débil y lo que queremos hacer es que ellas tengan las herramientas y los conocimientos necesarios para que puedan actuar ante una situación de violencia y de riesgo", añadió.

Las participantes coincidieron en que hace falta mucha cultura de la denuncia, toda vez que aunque existan medios de comunicación y hay internet, las conductas de esta naturaleza llegan a normalizarse, y a pesar de decirle a la persona que fue víctima que denuncie, esto no siempre ocurre o ni siquiera ellos saben que esa acción que les acaba de pasar es un delito o no saben qué hacer.