Anuncios

Más que un quinto juego, queremos una final: Erick Sánchez

Édgar Luna Cruz, enviado

PACHUCA, Hgo., marzo 1 (EL UNIVERSAL).- Después del fracaso protagonizado por la Selección Mexicana en la Copa del Mundo de Qatar 2022, nace una nueva esperanza. Mas allá de los técnicos, de los directivos, de las Comisiones, para 2026 el Tricolor tiene la misión de lograr la mejor actuación de la historia y el peso recae en la nueva generación de seleccionados, encabezada por jugadores como Erick Sánchez.

El "Chiquito", hoy puntal del Pachuca, no rehúye a la responsabilidad, pero pide calma y unión para salir adelante y que en 2026, en verdad se haga historia. "Tenemos que hacer las cosas bien, ir paso a paso. Lo primero es ganarse un lugar, porque ahora estás, después no sabes", dice el nacido en la Ciudad de México hace 23 años.

Antes de echarse encima una responsabilidad tan grande como soportar el peso de una Selección Mexicana, esta generación "primero debe demostrar en su equipo que tiene la capacidad, y después estando en Selección, cerca la competencia, cambiar el chip, porque esto es muy importante para todo México, todos queremos no sólo un quinto partido, queremos llegar a una final y por qué no, ganar un Mundial".

La carga será pesada si el futbol mexicano la hace pesada: "Pero quizá no hay que verlo como una carga, o una responsabilidad. Cada quien tiene que hacer su trabajo, todos en conjunto por un solo equipo, como lo es la Selección; debemos darnos cuenta que iremos por un solo escudo y dejaremos el alma por él... Todos los que estemos ahí en ese momento debemos pensar como uno solo, por el bien del equipo".

En 2026, el Mundial que se jugará en Estados Unidos, Canadá y México, es su revancha, ya que quedó fuera en el corte final para ir a Qatar 2022: "Estoy tranquilo en esa parte. Traté de hacer difícil la elección de esa lista hasta el final, y lo conseguí. Ahora voy por 2026, es la mía".

?