Anuncios

"¡Que así se quede, está más bonito!"

CIUDAD DE MÉXICO, enero 15 (EL UNIVERSAL).- ¡Que así se quede, que todo esté ordenado y bonito! No sé por qué se tardaron tanto. Ya sólo les faltan unas mesitas para tomar café y listo", dijo Mariana, quien disfrutaba con sus amigas de las inmediaciones del Zócalo.

Antes uno se tenía que cuidar de los carros, pero a partir de este fin de semana, todo cambió, pues el corazón de la Ciudad ya es peatonal.

Si bien este cambio que implementaron las autoridades tomó por sorpresa a más de un conductor, algunos de estos también vieron con buenos ojos esta medida. "Pues está bien, la verdad es que es complicado meterse hasta el Centro en auto, no hay estacionamientos y todo está lleno, creo que así de verdad se va a poder disfrutar", dijo el señor Gonzalo, quien es taxista y desde siempre dejaba a sus clientes fuera del primer cuadro de la Ciudad.

Como parte de los trabajos y para que a nadie se le olvidara que ya no pueden ingresar autos en toda esa zona, las intersecciones con 5 de Mayo, Madero, 20 de Noviembre y a espaldas de Catedral, la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC-CDMX) desplegó un operativo importante; en todos esos puntos policías debidamente uniformados detallaban y guiaban a los conductores, además de que desde el Eje Central había mantas y letreros que advertían del cierre de la céntrica zona.

"Si lo mantienen así, sin vehículos y sin tanto vendedor ambulante, estaría perfecto. La verdad todo el Centro Histórico de esta Ciudad está a la altura de las mejores ciudades del mundo. Ve, desde aquí puedes ver Catedral, el Palacio de Gobierno, las oficinas del Gobierno de la Ciudad de México, lo que queda de nuestra cultura ancestral ahí atrás, ahora lo que deben regular son las terrazas que te cobran mucho y te roban sólo por ver esto o que el mismo gobierno ponga mesas aquí abajo", señaló otra familia.

Los visitantes también pidieron la instalación de macetas o "lugares con sombra", aunque entendieron que si bien este fue el primer fin de semana así, poco a poco tendrán más lugares de esparcimiento.

"Si nos ayudaran con unas bancas con sombras y más botes de basura estaría perfecto, deben pensar un poco en nosotros los viejitos, imagínate caminar desde la Torre Latino hasta aquí sí es cansado", dijo doña Sofía, quien, a paso lento, se sentó, descansó y reposó sobre una de las macetas que aún tenían nochebuenas.

Por ser domingo en la zona se veían familias enteras en bicicletas -que salieron al Paseo Dominical- y jóvenes en patines, patinetas o scooters disfrutando de la vista, más de uno se paraba frente a la Catedral, que está en remodelación, o frente a Palacio Nacional a tomarse la selfie, luego de eso seguían su ruta a otro lugar, "esta padrísimo, nunca me había dado cuenta de lo bonito que es todo el Zócalo", subrayó una niña, quien posaba junto a su madre para la foto.

La zona lució vigilada, no había patrullas, pero sí policías en bicicletas, motocicletas y a pie. Los rondines eran constantes, cada pareja de policías estaba acompañada por una de la agrupación turística, pues advierten que una vez que se enteren que todo es peatonal, extranjeros seguirán llegando.

"Tenemos compañeros que hablan varios idiomas y brindamos atención a todos, también a los extranjeros", detallaron los agentes.