Anuncios

Qatar 2022: Fans mexicanos meten alcohol de contrabando. Y encima lo presumen

Qatar 2022 tiene prohibido el alcohol. (TikTok/@ricardonavarro842)
Qatar 2022 tiene prohibido el alcohol. (TikTok/@ricardonavarro842)

Qatar 2022 es, sin duda, el Mundial con mayor rigidez en cuanto a libertades para los aficionados. Las normas incluso se han endurecido en las últimas horas, con el anuncio de que no podrá haber consumo de alcohol ni siquiera antes y después de los partidos —al principio se sabía que no habría venta durante los cotejos—. Esos cambios de última hora, ignorando el malestar que se pueda causar, dejan claro que las autoridades de este país no tendrán contemplaciones.

Pero los fans mexicanos que arriban al torneo ya están dando mucho de qué hablar. En un video subido a la cuenta de TikTok @ricardonavarro842, se puede ver cómo un fan introduce una botella de alcohol, envuelta en una camiseta de la selección mexicana, al salir del aeropuerto. El clip de 26 segundos ya ha causado un gran revuelo en redes sociales. La mayoría de los comentarios son de desaprobación, pero no falta quien aplaude esta "ocurrencia".

La vena nacional obliga, en cada Mundial, a dejar un episodio para la posteridad. A nivel negativo, desde luego. Desde la simulación de tener sexo con una bandera de Alemania hasta apagar la Llama Eterna de del Arco del Triunfo, la colección es amplia. Y lo peor de todo es que este Mundial parece retar a los mexicanos, como si Qatar dijera: les pongo están prohibiciones para calar sus fuerzas de voluntad. Y allá van los mexicanos a hacer lo primero que se les viene en mente. Porque, claro, esto es apenas el comienzo.

No hay que jugar con fuego. Por el bien de ellos mismos, los fans tricolores tendrían que entender que desacatar las reglas podría acarrearles detenciones y multas elevadas de hasta 16 mil pesos mexicanos. Pero el carácter de los mexicanos que viajan a la Copa del Mundo dista mucho de ser moldeable, como para adecuarse a las normas (exageradas, moralinas y todo lo que se quiera, pero normas) establecidas de un lugar. Ya hasta hay pronósticos en redes sociales sobre los motivos por los que se cree que los fans mexicanos podrían meterse en problemas durante el Mundial. Y la verdad, nada suena descabellado.

Es como si, sabedores de todos los antecedentes, dijéramos: a ver con qué nos sorprenden esta vez, siempre se superan. Y sí, en cada Copa del Mundo se superan. Pero, por una vez, debería dejar atrás la idea de que eso se equipara con el orgullo. ¿Cómo pretender que hacer el ridículo sea motivo de hinchar el pecho?

Se sabe, por descontado, que los aficionados mexicanos que viajan a estos eventos tienen un muy buen poder adquisitivo. ¿Dónde queda la clase de la que tanto presume este extracto social? ¿Por qué durante tantos mundiales han hecho lo mismo que condenan en el Estadio Azteca, Olímpico o Azulgrana? Quizá, al estar lejos y haber invertido tanto dinero, se sienten con el derecho de quebrantas los más elementales códigos de comportamiento.

Por eso no basta con meter alcohol de contrabando (uno supondría que un verdadero alcohólico sería cuidados, discreto al máximo, para que nadie se entere de que coló una botella; para no ser castigado y, además, para no compartir con ningún paisano), hay que presumirlo por todo lo alto: en TikTok, desde luego, para que el mundo entero vea cómo somos de valientes los mexicanos. No importa la acción como tal, importa presumirla ante todos.

Y que, gracias a ese patético sentido de la valentía, salgan muchos a decir que esto es "el ingenio de los mexicanos", y que "nada más nosotros nos atrevemos a esto", y obviamente "los mexicanos siempre damos la noticia". Ya podríamos ir preguntándonos una cosas: ¿quién nos dará más 'sorpresitas', la selección mexicana o los fans mexicanos? Vaya que hacen competencia y se esfuerzan para poner los listones muy altos.

En gran medida, le van a hacer fácil la tarea a la de por sí rígida policía catarí. Bastarán con que entren unos minutos a TikTok y detecten a todos aquellos que le están jugando al vivo y que todavía tienen el ¿valor?, ¿ingenuidad? de gritarlo a los cuatros vientos.

La combinación se podría ser más pesimista: un país ultraestricto recibiendo a la fanaticada experta en hacer ridiculeces en cada Copa del Mundo. ¿Qué puede salir mal?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

El récord de México en Copas del Mundo de Fútbol que nadie ha podido igualar