Anuncios
Elecciones México 2024:

Cobertura Especial | LO ÚLTIMO

El puzle de Scaloni

Doha, 19 nov (EFE).- Medita Lionel Scaloni acerca de la puesta en escena de Argentina que echa a andar el próximo lunes, contra Arabia Saudí, en la fecha inicial de la fase de grupos, condicionado por el estado físico de alguno de sus futbolistas y por la configuración de un plantel que no termina de cerrarse.

En plena cuenta atrás del estreno competitivo en Qatar 2022, el preparador encaja piezas en una convocatoria que parece apuntalada con la llegada a Doha de Ángel Correa y Thiago Almada, sustitutos de Nico González y Joaquín Correa.

No las tiene todas consigo, o es previsor, Scaloni que tiene en la reserva a cuatro jugadores a los que recurrir en el caso de un contratiempo de última hora. Vio la situación el técnico de Santa Fe que hace dos días, tras la victoria ante Emiratos Árabes en el último encuentro de preparación antes del Mundial, advirtió que podía "haber cambios en la lista".

Los jugadores llegan justos de fuerzas a la cita mundialista. Las despedidas prematuras de Nico González y Joaquín Correa ya han trastocado la idea inicial de la selección de Argentina que ha tenido un cuidado especial en las últimas horas con otros integrantes como el defensa Cristian Romero, el Papu Gómez, Paulo Dybala y Lautaro Martínez.

La presencia de este cuarteto en la práctica del viernes, la primera abierta en las instalaciones de la Universidad de Catar, fue alentadora para el cuerpo técnico. Se ejercitaron con normalidad. Pero Scaloni no les quita la vista de encima. Con cada vez hay menos tiempo, menor margen de maniobra.

Scaloni dosifica esfuerzos, cuantifica energías. De hecho, descargó de trabajo a siete de sus hombres en el entrenamiento. Siete pesos pesados. Entre ellos, Leo Messi. Y también Leandro Paredes, Rodrigo de Paul, Nicolás Otamendi, Ángel Di María, Lisandro Martínez y Juan Foyth que hicieron una preparación específica, dentro de las instalaciones, y no saltaron a los campos de la Universidad de Catar.

Por eso, a la expectativa se mantienen el defensa del Lens Facundo Medina, el portero del Atalanta Juan Musso y Roberto Pereyra y Gio Simeone, los últimos en ser avisados de que, en un momento dado, pueden ser reclamados por la Albiceleste. Uno por puesto.

Pero no ha habido hasta el momento mayores contratiempos y los veintiséis jugadores instalados en Doha irrumpirán en el torneo que Argentina sueña con ganar y donde es considerada por el resto como una de las claras aspirantes al éxito.

Argentina vuelve este sábado a la actividad con la misma rutina que en días anteriores. En sesión vespertina tanto el sábado como el domingo, víspera del primer partido de la selección, ante Arabia Saudí, en el estadio de Lusail, en el Municipio de Al Daayen.

Scaloni ya puede tener en el campo a todo su plantel, incluidos Ángel Correa y Thiago Almada todavía en adaptación en sus primeras horas en Doha después de un largo viaje desde Buenos Aires. Y al resto de integrantes a la vez también tras la sesión de recuperación de esos siete jugadores que se quedaron al margen después del esfuerzo en el choque contra Emiratos Árabes.

Todo va rápido en Catar. Scaloni encaja sus piezas según el plan aunque en alerta ante cualquier giro que imponga el campo. En el entrenamiento o en el juego.

Santiago Aparicio

(c) Agencia EFE