Anuncios

La pugna entre carteles deja cuatro decapitados e incendios en el norte de México

Monterrey (México), 27 feb (EFE).- La pugna del Cartel del Noreste (CDN) y el Cartel del Golfo (CDG) en Nuevo León, estado del norte de México, dejó cuatro cuerpo decapitados, así como incendios a edificios y patrullas en el municipio de Doctor Coss, según informó este martes el Gobierno estatal.

“Por lo que concierne al recrudecimiento (de la violencia), esto tiene que ver con la lucha, con el conflicto armado que hay entre estos dos grupos en el noreste del país, en (el estado de) Tamaulipas y en el noreste del estado de Nuevo León”, indicó en una conferencia el secretario de Seguridad de Nuevo León, Gerardo Palacios Pámanes.

El funcionario adjudicó la violencia de las últimas horas a esa pugna histórica entre ambos carteles en Nuevo León, fronterizo con Texas, en Estados Unidos.

“Históricamente, la zona noreste del país y la zona noreste del estado de Nuevo León ha sido el lugar en donde se ha llevado a cabo el conflicto armado entre dos grupos del crimen organizado que tienen su principal domicilio en Tamaulipas”, aseguró Palacios.

Detalló que la lucha que libran CDN y CDG ha ocasionado 19 enfrentamientos durante 2023 y 44 en 2022 en la zona noreste del estado de Nuevo León.

Por otra parte, estableció que desde 2020 Doctor Coss no tiene una policía municipal tras el asesinato del líder de la corporación.

Sin embargo, dijo que ante los hechos desplegarán una cantidad “inédita” de uniformados en coordinación con la Guardia Nacional y el Ejército.

Sobre los sucesos de las últimas horas, el funcionario estatal precisó que las Fuerzas Armadas localizaron este martes cuatro cuerpos decapitados.

Los cadáveres, según las autoridades, son de integrantes de los grupos criminales en conflicto y, tras los hechos, detuvieron a dos sospechosos armados.

“Hace algunas horas hicieron quema de una casa, de vehículos, de ambulancias del ayuntamiento de Doctor Coss”, dijo el funcionario estatal.

Ante los ataques, que se cometieron con bombas tipo molotov, Palacios resaltó que el noreste de Nuevo León prácticamente quedará “blindado” por aire y tierra.

Anunció la instalación de una base de operaciones mixtas, el incremento de patrullajes aéreos y terrestres de reconocimiento, disuasión y búsqueda, así como la presencia de vehículos blindados y de ala rotativa, equipos artillados, armamento de mayor poder, entre otras medidas.

“Empeñaremos más recursos de la división blindada y aérea”, adelantó.

Nuevo León vive una ola de violencia del crimen organizado desde el año pasado, cuando ocupó el décimo lugar en homicidios absolutos en el país, al registrar 1.338 de los 29.675 que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) reportó a nivel nacional.

(c) Agencia EFE