Anuncios

Pueblos de Guerrero piden ayuda a AMLO ante inseguridad

CHILPANCINGO, Gro., enero 20 (EL UNIVERSAL).- Habitantes de por lo menos 66 pueblos de los municipios de San Miguel Totolapan y Heliodoro Castillo (Tlacotepec) en Guerrero, protestaron fuera de un destacamento militar ubicado en la comunidad de Lindavista para exigir que soldados no abandonen la zona ante el acoso de la organización criminal la Familia Michoacana.

"Le decimos al presidente (Andrés Manuel López Obrador) que ponga atención en la Sierra, el gobierno del estado no nos ayuda, pero este es un problema que desde hace un año persiste, entonces que nos digan si nos van a dar seguridad o ya de plano nos matamos entre todos", afirmaron los pobladores.

La mañana del viernes, representantes de 66 comunidades se plantaron en el destacamento militar ubicado en el pueblo de Lindavista, en San Miguel Totolapan para exigirles seguridad.

Explicaron que la noche del jueves la comunidad de Plan verde presuntos integrantes de la organización criminal la Familia Michoacana los atacó con bombas.

"En Plan Verde anoche nos tiraron una bomba bien grande, y se escucha por los radios que la gente (de la Familia Michoacana) está aquí cerquita, y quisiéramos saber si los militares van a llegar, queremos que una vez los manden para acá", dijeron.

Los pobladores denunciaron que desde hace un año la Familia Michoacana los está atacando con drones para que abandonen sus comunidades, sin embargo, afirmaron que resistirán los ataques y el acoso de los criminales.

"Aquí tenemos nuestro patrimonio, tenemos una vida aquí, es lo único que tenemos, nuestra casa, nuestras tierras, y si aquí no nos da apoyo el gobierno con la seguridad, ¿usted cree que ya saliéndonos de nuestro pueblo vamos a tener algún apoyo por parte del gobierno?".

En 2023, decenas de pueblos se han visto forzados a desplazarse por ataques de la Familia Michoacana.

Atacan con drones a Buenavista de los Hurtado

Al inicio del 2024, en la comunidad de Buenavista de los Hurtado, en el municipio de Heliodoro Castillo, fue atacada, hasta con drones, por presuntos integrantes de la Familia Michoacana.

En este ataque, de acuerdo a lo que documentó el director del Centro de Defensa de Derechos de las Víctimas de la Violencia, Minerva Bello, el sacerdote Filiberto Vázquez Florencio, asesinaron a 10 pobladores, 6 resultaron heridos y 14 fueron desaparecidos.

La Fiscalía General del Estado (FGE) afirmó que los asesinatos fueron un enfrentamiento entre la Familia Michoacana y Los Tlacos, sin embargo, el sacerdote ha sostenido que fue un ataque de la Familia Michoacana contra el poblado.