Anuncios

Proveedor de cocaína al colombiano Clan del Golfo se declara culpable en Florida

Miami, 28 feb (EFE).- El colombiano Edgar Cubillos-Burbano, de 63 años, que operaba varios laboratorios de cocaína en su país y proveía de esta al llamado Clan del Golfo, se declaró culpable de conspirar para el envío de grandes cantidades de cocaína a EE.UU., informó este miércoles el Departamento de Justicia.

Cubillos-Burbano, alias 'Don Julio', se enfrenta en un tribunal federal en Tampa, en la costa oeste de Florida, a una sentencia máxima de cadena perpetua.

El traficante fue arrestado en la localidad de Necoclí (Colombia) en 2021, y, en cumplimiento de una orden de arresto provisional, fue extraditado a Estados Unidos en noviembre de 2023.

Según el acuerdo de culpabilidad, Cubillos-Burbano reconoció ser el propietario de varios laboratorios clandestinos de cocaína en el norte de Colombia que operaba con el permiso del Clan Del Golfo, el cartel de droga más grande de Colombia actualmente.

Proporcionó droga a varios compradores, incluido el Clan Del Golfo, y esa cocaína se enviaba a Centroamérica para su introducción final en Estados Unidos o Europa, señala la Fiscalía estadounidense en un comunicado.

En julio de 2015, las autoridades colombianas incautaron aproximadamente 3.082 kilogramos de cocaína cerca de la costa de Capurganá, en la frontera entre Colombia y Panamá.

Uno de los compradores de cocaína del acusado fue responsable del contrabando de este envío, la mitad del cual tenía como destino Estados Unidos.

Tras su arresto, reconoció su implicación en este caso y admitió además haber operado laboratorios clandestinos de cocaína con el permiso del Clan Del Golfo, incluido un laboratorio capaz de producir de 300 a 400 kilogramos de cocaína cada 15 días.

El procesamiento de Cubillos-Burbano forma parte de la Iniciativa de Fuerza de Ataque de las Fuerzas de Tarea de Control de Drogas contra el Crimen Organizado (OCDETF), que prevé el establecimiento de equipos de fuerza de trabajo permanentes de múltiples agencias en el mismo lugar.

Este modelo sirve para "desmantelar" las redes de narcotraficantes, perseguir el lavado de dinero, y detener pandillas y organizaciones criminales transnacionales.

(c) Agencia EFE