Anuncios

Protestas por las demoras en la asunción de Arévalo en Guatemala

Una seguidora de Arévalo protesta frente el Congreso
Una seguidora de Arévalo protesta frente el Congreso - Créditos: @MARTIN BERNETTI

CIUDAD DE GUATEMALA.- El presidente electo de Guatemala, Bernardo Arévalo, llegó el domingo al teatro para el acto solemne de su investidura cinco horas después de lo previsto ante la dilación del Legislativo saliente en dar paso a la juramentación, un retraso que desencadenó protestas en las calles y el pronunciamiento de jefes de Estado y altas autoridades de otros países presentes para el acto de inauguración.

El Congreso de Guatemala revocó este domingo la suspensión del Movimiento Semilla, la formación política del presidente electo, Bernardo Arévalo, después de una jornada tensa en la que la constitución de la Cámara se ha demorado varias horas, posponiendo la investidura del mandatario, puesto que una comisión había ordenado que sus diputados asumieran sus cargos como independientes.

La medida para corregir el párrafo donde se les decretaba como independientes y ser restituidos como bloque legislativo, presentada por la diputada Andrea Villagrán, se ha aprobado con 93 votos a favor y 66 en contra.

Cuando finalmente los nuevos diputados juramentaron sus cargos -un paso previo a la toma de posesión de Arévalo-, comenzó una disputa a los gritos entre los legisladores a propósito de la conformación de la nueva directiva de la Cámara.

El presidente electo se pronunció en su cuenta de X (antes Twitter), para recordarle a los diputados que “tienen la responsabilidad de respetar la voluntad popular expresada en las urnas”. Y añadió que “se está intentando vulnerar la democracia con ilegalidades, nimiedades y abusos de poder”, mientras “el pueblo guatemalteco y la comunidad internacional están observando “.

Poco después de ese mensaje, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, leyó ante la prensa un pronunciamiento conjunto de jefes de Estado, cancilleres y altos funcionarios de otros gobiernos que acudieron a la investidura. “Hacemos un llamado al Congreso de la República a cumplir con su mandato constitucional de entregar el poder como exige la Constitución en el día de hoy al presidente electo, Bernardo Arévalo, y a la vicepresidenta electa, Karin Herrera”, se pronunció Almagro.

En “nombre de todas las delegaciones invitadas y representadas”, el secretario de la OEA pidió que se respete la voluntad popular del pueblo guatemalteco expresada en “elecciones justas, libres y transparentes” que fueron avaladas por los observadores internacionales.

No estaba claro si el retraso de la sesión afectaría la toma de posesión de Arévalo para el período 2024-2028. Un vocero de Semilla dijo a Reuters que el presidente electo se encontraba en un hotel de la ciudad “atendiendo su agenda”, sin dar más detalles.

El parlamento saliente, controlado por la derecha, decidió desconocer como bancada a los 23 diputados del Movimiento Semilla, de Arévalo, para la nueva legislatura, en virtud de una suspensión judicial de ese partido por supuestas irregularidades en su creación.

El retraso de la investidura desató malestar entre los cientos de seguidores de Arévalo, entre ellos muchos indígenas, que, entre empujones con la policía, se abrieron paso para acercarse a la sede parlamentaria. Hasta ahora la policía no ha reprimido la manifestación.

Protestas de seguidores de Arévalo
Protestas de seguidores de Arévalo - Créditos: @MARTIN BERNETTI

El sociólogo, exdiplomático y filósofo de 65 años, Arévalo, pasó inesperadamente en junio a la segunda ronda presidencial con una candidata conservadora aliada del oficialismo, a quien venció cómodamente con un 60% de los votos por su mensaje anticorrupción.

Desde entonces, Arévalo y el Movimiento Semilla han enfrentado una ofensiva judicial que él denunció como un “golpe de Estado”, detrás del que estaría la élite política y económica que por décadas ha regido los destinos del país.

La Fiscalía intentó retirarle la inmunidad de presidente electo, desarticular su partido progresista y anular los comicios, argumentando que hubo anomalías electorales.

La embestida, basada en casos “espurios” según Arévalo, fue condenada por la ONU, la OEA, la Unión Europea y Estados Unidos, que sancionó a cientos de fiscales, jueces y diputados por “corrupción” y “socavar la democracia”.

Choques con la policía
Choques con la policía - Créditos: @MARTIN BERNETTI

Como muestra del respaldo, al traspaso de mando asisten el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, delegados de Washington, el rey de España, Felipe VI, y, entre otros, los presidentes de Colombia, Chile, Honduras y Panamá.

“El pueblo guatemalteco y la comunidad internacional están observando”, agregó Arévalo en X.

Una reunión de cancilleres que asisten a la investidura fue convocada de forma urgente por Costa Rica.

Arévalo sustituirá al derechista Alejandro Giammattei, que ha sido vinculado al llamado “pacto de corruptos” y durante cuyo gobierno se exiliaron decenas de fiscales, jueces y periodistas que denunciaron actos de corrupción.

Hijo del primer presidente democrático de Guatemala, Arévalo reconoce que afrontará enormes desafíos pues las “élites político-criminales, al menos durante un tiempo, seguirán enquistadas” en poderes del Estado.

Arévalo le pedirá esta semana la renuncia a la fiscal general Consuelo Porras, a la cabeza de la ofensiva judicial, pero analistas no descartan que la Fiscalía continúe la persecución y solicite al Congreso retirarle la inmunidad de presidente.

Estará bajo acoso permanente. Su mayor desafío es responder al deseo de la gente: no ser gobernada por el pacto de mafiosos. Tiene que desarticularlo para poder gobernar”, dijo a la AFP el analista Manfredo Marroquín.

La cancillería argentina emitió un comunicado oficial en el que repudió lo ocurrido y pidió respetar la Constitución y las leyes. “La República Argentina junto con países latinoamericanos, Estados Unidos, España, Portugal, la OEA y la Unión Europea, entre otras delegaciones presentes en la ceremonia de transmisión de mando del Presidente Bernardo Arévalo de Guatemala, realizan un llamamiento urgente instando a todas las instituciones guatemaltecas a respetar el orden constitucional y las previsiones de la ley, a los fines de instrumentar la inmediata asunción de las autoridades democráticamente electas”, difundió el Gobierno.

Agencias AFP, AP y Reuters