Anuncios

El presidente de Senegal reafirma que no será candidato en las aplazadas elecciones

Dakar, 8 feb (EFE).- El presidente de Senegal, Macky Sall, ha reafirmado su decisión de no presentarse a las elecciones que fueron aplazadas de este 25 de febrero al próximo 15 de diciembre, lo que ha sumido al país en una grave crisis política, según informó la Presidencia de esta nación de África occidental.

En un comunicado sobre la reunión del Consejo de Ministros de este miércoles emitido anoche, Sall abordó la reciente votación de la Asamblea Nacional sobre el proyecto de ley que fija la nueva fecha de los comicios presidenciales el 15 de diciembre, "reafirmando su decisión de no participar en las elecciones.

El jefe del Estado renovó su "confianza" en el primer ministro, Amadou BA, candidato oficialista en los comicios, y pidió al Gobierno que "adopte todas las medidas necesarias para la organización en las mejores condiciones de las elecciones presidenciales en la nueva fecha fijada".

Sall reiteró su determinación de continuar "el diálogo con todos los actores políticos", a fin de fortalecer la democracia del país a través de "un proceso electoral transparente, libre e inclusivo", así como la credibilidad de las instituciones.

Así, el mandatario decidió "iniciar vías y medios para implementar un proceso pragmático de apaciguamiento y reconciliación para preservar la paz y consolidar la estabilidad de la nación", considerada hasta la fecha la democracia más estable de África occidental.

La reunión se celebró después de que el Parlamento aprobara este lunes el polémico aplazamiento de las elecciones, después de que el presidente pospusiese indefinidamente los comicios el pasado sábado.

La decisión de Sall, que ha agotado sus dos mandatos constitucionales y debería dejar la Presidencia el próximo 2 de abril, según la Carta Magna, desató fuertes protestas en las calles y las autoridades cortaron las conexiones de internet, restauradas este miércoles.

El mandatario defendió su decisión por "la polémica sobre una candidata cuya doble nacionalidad (francesa y senegalesa) fue revelada tras ser publicada la lista definitiva", algo que la Constitución senegalesa no permite a los aspirantes presidenciales.

Sall señaló que ese descubrimiento reveló un "presunto caso de corrupción de jueces" que puso en cuestión el proceso de selección de candidaturas.

La inmensa mayoría de la oposición, sin embargo, se ha posicionado en contra del aplazamiento electoral, describiéndolo como un "golpe de Estado constitucional".

(c) Agencia EFE