Anuncios

El presidente Milei planea la venta de cárceles urbanas para construir prisiones de máxima seguridad

Buenos Aires, 13 mar (EFE).- El presidente de Argentina, el ultraliberal Javier Milei, aseguró este martes en una entrevista de radio que su Gobierno está valorando la venta de cárceles urbanas para financiar la construcción de nuevas prisiones de máxima seguridad alejadas de las ciudades.

En medio de la escalada de violencia vinculada al narcotráfico en la ciudad de Rosario, el mandatario argentino dijo que el Gobierno también está trabajando en ”incorporar cárceles privadas” al país suramericano.

”Hay cárceles que están en el medio de la ciudad y que esos terrenos tienen mucho valor en términos de ’real state’ o inmobiliarios”, consideró Milei.

”Básicamente estamos pensando en vender esas cárceles por su valor inmobiliario y con esos fondos construir nuevas cárceles de máxima seguridad y alejadas de la ciudad”, argumentó el presidente.

En las últimas semanas, el Gobierno de la provincia de Santa Fe (centro), donde se encuentra la conflictiva Rosario, que se ha convertido en el epicentro del crimen asociado al narcotráfico en Argentina, difundió imágenes de reclusos en el interior de prisiones.

La política carcelaria de las autoridades santafesinas recuerdan por su apariencia a las implementadas en El Salvador por el presidente de ese país, Nayib Bukele.

El mandatario salvadoreño, ganador de los últimos comicios celebrados el pasado 4 de febrero en la nación centroamericana, construyó durante su primer mandato enormes cárceles de máxima seguridad para los miembros de las violentas pandillas.

Milei y su ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, han expresado en varias ocasiones su admiración por el modelo de Bukele.

El Gobierno de El Salvador se ha mostrado dispuesto a “colaborar” con el Ejecutivo argentino en lo relativo a la seguridad en Rosario, donde desde el martes operan sobre el terreno efectivos de las fuerzas federales.

Se prevé que Milei visite la ciudad en las próximas dos semanas.

(c) Agencia EFE