Anuncios

El presidente iraní pide aislar a Israel para obligarle a parar sus ataques en Gaza

Ankara/Teherán, 24 ene (EFE).- El presidente de Irán, Ebrahim Raisí, pidió este miércoles a los países islámicos que corten sus lazos económicos y políticos con Israel para obligarle, aseguró, a detener sus ataques en Gaza.

“El corte de los vínculos económicos y de las relaciones políticas será eficaz para obligar al régimen sionista a poner fin a estas atrocidades y crímenes”, dijo Raisí en una rueda de prensa junto a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan.

Raisí afirmó que muchos países que dicen proteger los derechos humanos se han mantenido callados y por ello llamó a Ankara a actuar junto con Teherán para detener el conflicto en Gaza.

“Seguramente nuestra cooperación con Turquía y otros países y pueblos libres del mundo puede detener los crímenes del régimen sionista (Israel) en Gaza”, aseguró.

El mandatario iraní afirmó que la situación de Palestina “es el primer problema del mundo islámico y de la humanidad”, y acusó a Estados Unidos de "tener sangre en las manos" y a Naciones Unidas de no haber sido capaz de detener el conflicto.

Más de 25.000 personas han muerto en Gaza en los ataques de Israel en represalía a los atentados terroristas del grupo palestino Hamás en los que fueron asesinadas 1.200 personas.

“Lo que es peor es que estos crímenes cuentan con el apoyo oficial de Estados Unidos y de algunos países europeos, y de hecho, es Estados Unidos quien comete crímenes en Gaza”, aseveró Raisí.

Respecto a la ONU, el mandatario indicó que ha perdido “su eficacia” y por ello llamó a la creación de un nuevo orden mundial “más justo”, una aseveración que ha realizado en numerosas ocasiones en el pasado.

Irán ha llamado en numerosas ocasiones a los países islámicos a que corten sus relaciones políticas y económicas con Israel desde el ataque de su aliado Hamás del 7 de octubre.

Raisí pidió en noviembre al grupo de economías emergentes BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) que rompiesen sus lazos con el Estado judío y lo declarasen como “un régimen terrorista”.

La República Islámica de Irán e Israel son enemigos acérrimos, suponen una amenaza existencial mutua, compiten por la hegemonía regional y mantienen una guerra encubierta con ciberataques, asesinatos y sabotajes.

Teherán acusó la semana pasada a Tel Aviv de la muerte de cinco miembros de la Guardia Revolucionaria, entre ellos dos generales, en Damasco, un acto por el que prometió venganza.

(c) Agencia EFE