Anuncios

El presidente de Guatemala busca líderes transparentes para las gobernaciones provinciales

Ciudad de Guatemala, 31 ene (EFE).- El presidente de Guatemala, Bernardo Arévalo de León, anunció este miércoles que están abiertas las postulaciones para gobernadores de los 22 departamentos (provincias) del país y permitirá objeciones contra los candidatos para evitar designar funcionarios corruptos.

Arévalo de León anunció en sus cuentas oficiales que el Ministerio de Gobernación (Interior) reformó su ley interna para que en el nuevo proceso de elección de gobernadores la ciudadanía pueda fiscalizar a los candidatos y sean descartados a los que se les demuestren tachas.

De acuerdo con el mandatario, el 1 de marzo debe recibir la terna final de candidatos para poder nombrar a los nuevos gobernadores, unos cargos que no son de elección popular sino de designación y libre remoción por parte del Ejecutivo.

En Guatemala, los gobernadores departamentales tiene a su cargo la ejecución del presupuesto de obras públicas y debe representar a su provincia a nivel nacional.

Durante los últimos tres Gobiernos, algunos de los funcionarios asignados por los mandatarios de turno han sido implicados en casos de corrupción.

El nuevo procedimiento de selección anunciado por Arévalo de León está encaminado a transparentar la elección e intentar filtrar a personas que tengan vínculos con la corrupción.

El gobierno del nuevo presidente de Guatemala, que tomó el poder el pasado 14 de enero, se ha iniciado en medio de grandes expectativas por sus promesas de limpiar el Estado y combatir de forma frontal la corrupción.

Esta semana, la organización Transparencia Internacional ubicó a Guatemala entre los cinco países más corruptos del continente y la nación centroamericana obtuvo 23 puntos de 100, su peor calificación en la última década.

Además, de acuerdo con diversas organizaciones internacionales, Guatemala ha vivido un deterioro democrático en los últimos tres Gobiernos, lo cual representa un reto significativo para la nueva gestión de Arévalo de León.

(c) Agencia EFE