Anuncios

Presidenta de San Lázaro exige atención a violencia a transportistas

CIUDAD DE MÉXICO, enero 28 (EL UNIVERSAL).- La presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Marcela Guerra Castillo, urgió a una mayor coordinación en materia de seguridad para enfrentar con acciones estratégicas y certeras los graves problemas de violencia que enfrentan cada día los transportistas que circulan por las carreteras del país.

A través de un comunicado, recordó que esta situación afecta la industria, el turismo y la imagen del país ante el mundo, aunado a que altera los corredores de exportación hacia Estados Unidos, pues ellos trasladan el 83.3% del valor de las importaciones y exportaciones entre nuestro país y el vecino del norte, lo que obliga a las cadenas de suministro a modificar su logística en busca de seguridad.

De igual forma, detalló que el nearshoring o relocalización de plantas productivas se verá afectado, porque la ola de violencia e inseguridad en carreteras ahuyenta la inversión extranjera directa (IED), toda vez que la certeza jurídica, el Estado de derecho y la seguridad son los principales elementos que hacen un mercado atractivo para invertir, puntualizó.

"No podemos tolerar que, cada día, 46 transportistas sean asaltados; muchos de ellos heridos, secuestrados, desaparecidos y hasta muertos, mientras que las corporaciones policiacas y los tres niveles de gobierno se ven rebasados y sin coordinación efectiva ante las denuncias por este grave problema", dijo.

De acuerdo con cálculos de las empresas afectadas, dijo, la pérdida anual es de 7 mil millones de pesos y la mercancía que se roban acaba en el mercado informal y sin control.

"Es constante la denuncia de los representantes de transportistas porque la Guardia Nacional no hace los rondines necesarios en los 177 mil kilómetros que tiene la red carretera en México", indicó.

La responsabilidad del Estado es proteger la vida de las personas, por ello, no podemos permitir que la delincuencia sea parte de la cotidianidad, toda vez que sus efectos son nocivos para toda la sociedad ya que los transportistas se ven obligados a invertir en mecanismos de protección, costo que se traspasa al consumidor final.

La diputada presidenta subrayó la importancia del sector del autotransporte de carga que aporta el 3.5% del Producto Interno Bruto y contribuye con el 52.7% del PIB logístico; atiende a 101 ramas de la economía y de él dependen directa e indirectamente aproximadamente 6 millones de familias.

De acuerdo con cifras de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR), movilizan 548.1 millones de tonelada de carga al año, lo que equivale al 81% de la carga terrestre y al 56.8% de la carga doméstica total.

Por ello, desde la Cámara de Diputados reiteró su llamado a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y a las policías estatales a lograr una mayor coordinación para evitar que la violencia impere en las carreteras de México.