Anuncios

Preolímpico de Venezuela: la Argentina es una moneda al aire, brilla, se confunde y no ofrece garantías

Federico Redondo, algo más que un
Federico Redondo, algo más que un "suplente", fue el capitán de Argentina en el 3-3 con Uruguay, que se despidió del Preolímpico de Venezuela. - Créditos: @Matias Delacroix

Juega bien, regular y mal, en casi todo momento. Brilla y desconcierta, todo en un mismo partido. Ilusiona... y alarma a futuro. Con varios suplentes, el seleccionado argentino Sub 23 terminó 3-3 con Uruguay, se clasificó como líder de su zona y evitó jugar con Brasil en el comienzo del cuadrangular final este lunes, ya que Chile se impuso a Paraguay por 2 a 1 en la última jornada de la primera etapa del Preolímpico que se juega en Venezuela.

Con este resultado, la Argentina chocará con el local este lunes en Caracas, donde se desarrollará completo el último tramo del certamen. Lo que sigue: el jueves 8 se medirá con Paraguay (1-1 entre ambos en la rueda inaugural) y el domingo 11 con Brasil. Se clasificarán los dos mejores para los Juegos Olímpicos París 2024.

De las incógnitas en la presentación ante Paraguay a la goleada sobre Chile (5-0) transcurrió un mundo, más allá de que pasó apenas un puñado de días. La Argentina creció, en solidez primero y en explosión más tarde. El encuentro frente a Uruguay la encontró en una inesperada zona de confort. Clasificada para la próxima etapa, se cruzó con un enorme adversario, conducido por Marcelo Bielsa pero ya eliminado de la posibilidad de estar en la capital francesa en pos de una medalla olímpica.

Eligió Javier Mascherano a intérpretes que merecían la titularidad, como Claudio Echeverri y Luciano Gondou. Entonces, el equipo jugó más suelto. Ganaba ya desde los 7 minutos, por un envío de Francisco González bien capitalizado por Baltasar Rodríguez.

Francisco González festeja tras anotar ante el arquero Randall Rodríguez el tercero de los tres goles argentinos en Valencia, la localidad que alojó casi completo el grupo B del torneo.
Francisco González festeja tras anotar ante el arquero Randall Rodríguez el tercero de los tres goles argentinos en Valencia, la localidad que alojó casi completo el grupo B del torneo. - Créditos: @Matias Delacroix

Al rato, Aaron Quirós logró el segundo tanto. El partido fue una locura, un ida y vuelta infernal. Luciano Rodríguez, el atacante al que pretendía River, se aprovechó de un rebote del arquero Leandro Brey. Entre la efervescencia, Panchito González aumentó la cuenta. Y el final del primer tiempo fue a todo ritmo: gol de César Araujo, con cierta complicidad de Brey.

Uruguay fue un típico equipo de Bielsa: al ataque con todo. Matías Abaldo marcó el 3-3. Pudo ganar Uruguay. También, la Argentina, cuando reaccionó con algunos intérpretes que entraron en el final, como Thiago Almada. A tener cuidado: el equipo atrapa y... confunde.

Claudio Echeverri (izquierda), en función defensiva; en el clásico con Uruguay el atacante no repitió el brillo de otras actuaciones.
Claudio Echeverri (izquierda), en función defensiva; en el clásico con Uruguay el atacante no repitió el brillo de otras actuaciones. - Créditos: @JUAN CARLOS HERNANDEZ

Mascherano destacó la actuación de su equipo luego del empate. “Hicimos un gran partido contra un rival que, a mi manera de ver, obtuvo mucho menos que lo que merecía en la primera fase”, comentó en una conferencia de prensa en referencia a la temprana eliminación del equipo celeste.

“Jugamos de una manera diferente a la que acostumbramos. Decidimos asumir el riesgo de armar una línea de tres atrás porque era aquello con lo que contábamos y porque sabíamos que de esa manera podíamos hacerles daño”, continuó el entrenador del ganador. Además, el ex capitán de la selección argentina, de 39 años, se refirió a los adversarios que habrá en el cuadrangular final. “Los tres rivales van a ser durísimos. Hemos visto a Venezuela contra Brasil y otros partidos también. Nos ha tocado enfrentarnos en un amistoso en Ezeiza; son un equipo físico, muy fuerte, y que como local, con su gente, va a fortalecerse más”, anticipó el ex mediocampista de River Plate y Barcelona.

Compacto de Argentina 3 vs. Uruguay 3

Con respecto a los lesionados del plantel, los defensores Marco Di Cesare y Joaquín García, Mascherano comentó que confía en que contará con ellos, aunque también que deben trabajar paso por paso. “Estamos contentos por lo que viene y esperamos mantener este nivel la semana que viene en la fase final. Vamos a poner toda nuestra energía para conseguir el objetivo de clasificarnos para los Juegos Olímpicos”, continuó.

Y se refirió al cruce con Bielsa, el director técnico que le dio una oportunidad en el equipo nacional absoluto en 2003, a sus 19 años, antes de que tuviera su presentación en la primera división de River. “Es un placer volver a verlo, obviamente está ahora desde otro lugar. Es el entrenador que me hizo debutar en la selección mayor cuando era muy pero muy chico, y ya pasó mucho pero mucho tiempo. Desde hacía tiempo no lo veía. Para mí, enfrentarme con él como entrenador es motivo de orgullo. Él me dio la oportunidad de jugar en la selección, y es una alegría que gracias a los jugadores haya estado a la altura de las circunstancias”, manifestó.

Alumno y maestro: Javier Mascherano sonríe con Marcelo Bielsa, en un encuentro de dos hombres influyentes en la historia del seleccionado.
Alumno y maestro: Javier Mascherano sonríe con Marcelo Bielsa, en un encuentro de dos hombres influyentes en la historia del seleccionado. - Créditos: @Matias Delacroix