Anuncios

Preolímpico: el primer triunfo de Uruguay fue con Marcelo Bielsa en la tribuna por una suspensión

Santiago Homenchenko gesticula mientras recibe el saludo de dos compañeros tras marcar de cabeza el segundo gol de Uruguay, que venció por 3-0 a Perú y espera en el Preolímpico de Venezuela.
Santiago Homenchenko gesticula mientras recibe el saludo de dos compañeros tras marcar de cabeza el segundo gol de Uruguay, que venció por 3-0 a Perú y espera en el Preolímpico de Venezuela. - Créditos: @JUAN CARLOS HERNANDEZ

A Marcelo Bielsa le tocó seguir desde una cabina del estadio Misael Delgado, de Valencia, el primer triunfo de Uruguay en el Preolímpico de Venezuela. El entrenador argentino debió pagar con una fecha de suspensión sus cuestionamientos y quejas a los árbitros en las dos primeras fechas, con sendas amonestaciones en las derrotas frente a Paraguay y Chile.

Su ayudante Pablo Quiroga ocupó el banco en la victoria por 3-0 sobre Perú. Tres puntos -los primeros en el torneo, en tres fechas– necesarios para mantener la ilusión, pero insuficientes para no depender del encuentro de un rato más tarde entre la Argentina y Chile en el mismo estadio. Un triunfo de cualquiera de estos dos seleccionados dejaría a Uruguay fuera del cuadrangular final y, en consecuencia, de los Juegos Olímpicos de París. Si gana el equipo dirigido por Javier Mascherano, ya no tendrá chances matemáticas de quedar entre los dos primeros del grupo B la Celeste, que el viernes se enfrentará con la Argentina. Y si triunfa Chile, aunque los uruguayos podrían igualar a los trasandinos en puntos, el desempate se producirá por el resultado entre ambos (Chile ganó por 1-0).

De penal, 1-0 Uruguay

La pelota detenida fue una solución para la lentitud de Uruguay en el primer tiempo. El control cansino del balón facilitaba la contención de Perú. Los primeros 45 minutos se consumían entre la falta de profundidad del conjunto celeste y la resistencia del rival. El tedio se rompió a partir de la entrada precipitada de Alessandro Burlamaqui contra Valentín Rodríguez; el chileno pisó y empujó sin necesidad al volante oriental cuando ingresaba en el área.

El penal, con un toque sutil, fue convertido por Luciano Rodríguez, el delantero al que pretendía River pero está muy próximo a incorporarse a Feyenoord. El atacante de Liverpool, de Montevideo, había conseguido un hat-trick ante Paraguay, partido que Uruguay dejó escapar de manera insólita tras estar 2-0 y 3-1 arriba (perdió por 4-3). Rodríguez, autor en la final del gol del título de campeón en el Mundial Sub 20 Argentina 2023, es uno de los 10 juveniles de ese plantel que Bielsa convocó para este Preolímpico.

De cabeza, 2-0 Uruguay

En ventaja, Uruguay encontró enseguida más facilidades para estirar la ventaja. Como en un córner ejecutado desde la derecha y conectado en el segundo palo por Santiago Homenchenko. La Celeste sacaba provecho del desgaste acumulado de Perú, que afrontó cuatro partidos en nueve días (tendrá jornada libre el próximo viernes, ya sin posibilidades de avanzar a la etapa final). El entrenador “Chemo” Del Solar rotó el plantel para repartir esfuerzos, pero la declinación física fue evidente a medida que avanzaba el desarrollo. La temperatura, cercana a los 30 grados, también se hizo sentir.

Aunque había demorado para sacar ventaja en el marcador, Uruguay no tardó en asegurar la victoria. A los 3 minutos del segundo tiempo consiguió el 3-0 con un remate de Renzo Sánchez desde fuera del área. Más liberado por la tranquilidad que le daba el marcador, el ganador creó más ocasiones para ampliar la goleada, pero falló en la puntada final.

Desde fuera del área, Uruguay 3-0

“Es una lástima depender de otro resultado, porque creo que tenemos equipo como para llegar lejos”, se lamentó el goleador Rodríguez. Uruguay se repuso de un arranque muy desfavorable en el Preolímpico, con dos derrotas que mostraron a Bielsa nervioso contra los árbitros y contra un periodista uruguayo en la conferencia de prensa del cotejo anterior. Este martes no se vio al DT, que siguió el triunfo desde alguna cabina, sin ser detectado por las cámaras. Un Bielsa misterioso detrás de los primeros tres puntos de Uruguay.