Anuncios

Preocupación por el jugador de Colón Brian Fernández: encontraron su auto de alta gama abandonado y vandalizado en Santa Fe

El auto de Brian Fernández, destruido
El auto de Brian Fernández, destruido - Créditos: @Gentileza Teledoce

Otro episodio convirtió en protagonista al futbolista Brian Fernández, y no fueron sus aptitudes deportivas. Después de que el director técnico de Colón, Néstor Gorosito, señalara al delantero por ausentarse a dos entrenamientos sin aviso, el auto de alta gama del jugador apareció abandonado y vandalizado en Santa Fe. Hasta el momento, se desconoce el paradero del joven, según reportan medios locales.

El auto de Brian Fernández, destruido
El auto de Brian Fernández, destruido - Créditos: @Gentileza Teledoce

El vehículo, un BMW, apareció en la intersección de las calles Peñaloza y Doldán, en la provincia de Santa Fe. El auto apareció con los vidrios rotos y sin neumáticos.

“Brian Fernández faltó a dos entrenamientos. No tenía permiso. Le dije que le daba una oportunidad y le di dos. Ya está”, dijo Gorosito en la última rueda de prensa, tras anunciar que el jugador se había ausentado de las prácticas durante la semana. Desde entonces no ha habido precisiones sobre el paradero del exdelantero de Defensa y Justicia, Racing y Ferro.

El último año, Fernández quedó detenido en Santa Fe por “desmanes en la vía pública”, ya que lo encontraron arrojando piedras hacia un ómnibus. De ese episodio incluso se registró un video en el que se observa al futbolista semidesnudo y al grito de “no le hice nada”, mientras es detenido por diez efectivos. Según el parte policial, el joven estaba bajo la influencia de estupefacientes, en una nueva recaída por sus problemas de adicción.

Por su parte, el psicólogo del delantero, Osvaldo Chiarlo, realizó declaraciones a Radio EME (FM 96.3) y expresó: “Colón y Gorosito terminaron de soltarle la mano a Brian. Como sociedad estamos totalmente inmaduros, somos unas caretas. Brian nos enseña lo que sucede con el 90 por ciento de las personas que vivimos en esta cultura consumista y en el fútbol”.

Problemas con adicciones

El futbolista arrancó su carrera en Defensa y Justicia, en 2012, e integró aquel gran equipo dirigido por Diego Cocca que ascendió a primera división en 2014, cuando integraba el ataque con el uruguayo Washington Camacho y Juan Martín Lucero. Su desempeño hizo que Racing se fijara en él y comprara su pase. Sin embargo, fue en el club de Avellaneda donde se conocieron sus primeros problemas con las adicciones . A mediados de 2015 dio positivo a un control antidoping por cocaína por el que recibió un año y medio de suspensión. Tras esa sanción pasó por varios clubes; en Unión La Calera de Chile marcó 11 goles en 12 partidos y en Necaxa de México terminó por despegar: 16 tantos en 30 encuentros.

Brian Fernández llegó a Colón para afrontar lo que resta de la Superliga
Brian Fernández, delantero en Colón, se perdió los últimos dos entrenamientos

En 2015 Fernández tocó fondo y luego estuvo internado siete meses en un centro de rehabilitación en Tijuana, en México. De aquel momento, luego contó: “En México estaba encerrado en una montaña, arriba de todo. Ni el sol veía. Siete meses me clavé ahí adentro. Me jugué una mala pasada y la pagué. Mucha gente no sabe lo que uno vivió”. En una entrevista con el programa radial “Primer Tiempo” abrió su corazón y contó: “La droga te arruina, te deja sin vida. Atravesé momentos duros, pero ahora quiero jugar al fútbol y ser feliz. Estoy mucho con amigos y familia, la contención es fundamental. La pelota cura heridas”.

El siguiente paso fue hacia la MLS, porque Portland Timbers apostó por él. Sin embargo, la franquicia de los Estados Unidos decidió romper su contrato tras haber evadido un protocolo en contra de las adicciones a las drogas. Luego, Fernández se sumó a a Colón en enero de 2020; en Santa Fe disputó un total de cinco encuentros y anotó un gol: frente a Independiente en noviembre del año pasado. En el Sabalero el delantero también sufrió algunos conflictos extradeportivos y no se presentó a entrenar durante varios días.