Anuncios

Las cinco preguntas a las que Boca busca respuestas tras la derrota ante Unión

Diego Martínez y un momento de reflexión en Boca
Diego Martínez y un momento de reflexión en Boca - Créditos: @Daniel Jayo

La peor noche futbolística de la era Diego Martínez en Boca quedó atrás. La derrota por 1 a 0 ante Unión en Santa Fe dejó muchas más cosas para evaluar que el simple resultado. Por eso, de cara a un fixture que tiene a dos clásicos (Racing y San Lorenzo) y dos visitas complicadas (Estudiantes, en La Plata, y Newell’s, en Rosario), además de recibir al líder de la Zona B, Godoy Cruz. En ese sentido, los próximos días serán de análisis y también de decisiones en el club de la Ribera.

¿Quién es el mejor socio para Cavani?

Ante el regreso de Edinson Cavani al gol, Boca y su técnico, Diego Martínez, deben definir quién tendría que ser el socio ideal del crack uruguayo. Porque se da la situación de que en partidos como el de anoche ante Unión en Santa Fe, la mala actuación colectiva le impide al equipo aprovechar la jerarquía de su delantero estrella. Al mismo tiempo, su compatriota Miguel Merentiel no atraviesa su mejor momento dentro del campo de juego, y entre ambos aun no lograron potenciarse. De hecho, a veces se superponen en las tareas.

Cavani se va de la cancha tras la derrota de Boca frente a Unión
Cavani se va de la cancha tras la derrota de Boca frente a Unión - Créditos: @MATIAS PINTOS

La pregunta entonces es, ¿no sería más beneficioso para Cavani y para el equipo que Boca tenga como dupla de ataque a un faro de área y un socio que lo asista con desbordes? ¿Acaso la mejor versión de Darío Benedetto no se vio con un encendido Cristian Pavón, que lo nutría de chances jugando por afuera? Y, más allá en el tiempo, ¿no fueron Guillermo Barros Schelotto y, luego, Rodrigo Palacio, los mejores socios de Martín Palermo? ¿Langoni o Janson podrían ocupar ese rol?

El debate sobre los pro y las contras de jugar con dos centrodelanteros tiene más de 20 años, pero da la sensación de que la falta de gol de los atacantes de Boca pasa mucho más por una falla colectiva que por impericia de Cavani, que a sus 37 años exhibe un despliegue infrecuente para esa posición.

¿Qué pasa con Marcos Rojo?

Si bien el parte médico oficial habló en su momento de un fuerte desgarro en el gemelo interno de su pierna izquierda, la demora en su reaparición potencia los rumores alrededor de la lesión que sufrió Marcos Rojo a fines de enero.

Tras la victoria del domingo frente a Belgrano, Martínez se refirió a la actualidad del capitán de Boca: “La idea es que se pueda sumar esta semana en alguno de los trabajos junto al grupo y él está con muchas ganas. Es más, muchas veces lo tenemos que frenar para que respete los tiempos de recuperación. Lo iremos analizando para ver si podemos contar con él para el partido con Racing o el de Estudiantes”.

Rojo se prepara para volver y debutar en el ciclo Martínez
Rojo se prepara para volver y debutar en el ciclo Martínez - Créditos: @@marcosrojo

Cabe recordar que Rojo aun no pudo jugar desde que asumió el nuevo DT, que lo considera uno de los líderes del plantel por su experiencia, su ascendencia sobre los más jóvenes y su compromiso. En una reciente entrevista que le dio a La Oral Deportiva (radio Rivadavia), el entrenador destacó: “Llegamos y no lo pude casi disfrutar. Pero hasta su lesión fue impresionante. Siempre dispuesto para hacer todo lo que uno pide. Y todo lo vive como un partido. Por eso digo que los grandes futbolistas son los que se entrenan como si fuera un partido de verdad. Marcos hace cualquier actividad como si fuera la final del mundo”.

De no mediar sorpresas, Rojo podría estar a disposición del cuerpo técnico para el partido con Racing (el domingo desde las 21.30 en la Bombonera) o frente a Estudiantes en La Plata, el fin de semana próximo.

¿Un banco desbalanceado?

En el plantel de Boca hay tres futbolistas con características similares como lateral por la izquierda (“Me encuentro con tres futbolistas que juegan de lateral y los tres son excelentes: Blanco, Saracchi y Fabra”, dijo el DT), pero a la vez no hay reemplazo para Equi Fernández. Ese desbalanceo que existe en el plantel en lo relacionado con posiciones y despliegues parecidos le impide al entrenador terminar de delinear su columna vertebral, ya que depende más de los nombres propios que del funcionamiento del equipo.

Fabra, uno de los tres laterales por izquierda que tiene Boca
Fabra, uno de los tres laterales por izquierda que tiene Boca - Créditos: @Matías Pintos

Hay algo que queda en evidencia: desde que vendió a Alan Varela, Boca no tiene otro número cinco como él. El único es justamente Equi. Pero si se lesiona (como pasa ahora, que sufrió un desgarro leve) o es citado a la selección (como ocurrió con el Preolímpico de enero y sucederá en julio cuando se desarrollen los Juegos en París, no queda otra alternativa que improvisar con futbolistas no habituados a jugar en esa posición (Pol Fernández, también de baja por lesión) o buscar una variante que tiene otro estilo de juego, mucho más conservador (Jorman Campuzano)

¿Cómo romper líneas?

En Santa Fe quedó a la vista que, si el rival anula a Zenón y a Medina, a Boca no se le cae otra idea para romper líneas. De hecho, anoche Lautaro Blanco no pisó el césped sobre el costado izquierdo del ataque xeneize, la zona donde supo destacarse frente a River (por allí llegó el empate) y ante Belgrano.

La única opción entonces recae en Jabes Saralegui, el niño mimado de Martínez, pero al mismo tiempo con poquísimo rodaje en Primera como para asumir tamaña responsabilidad. Que, además, puede resultarle contraproducente en este contexto de consolidación.

Saralegui entró muy bien en el engranaje del Boca de Martínez
Saralegui entró muy bien en el engranaje del Boca de Martínez

¿Quién otro puede cargarse esa mochila de ser el generador de juego y posicionarse como enlace entre el mediocampo y la línea de ataque? Por lo visto ante Unión, Vicente Taborda vuelve a estar en la consideración. Clásico “10″, el chico que Martínez conoce de su paso por las inferiores del club de la Ribera mostró buenas cualidades. Sin embargo, no termina de tener las oportunidades ni la continuidad que parece estar necesitando para sumarle confianza a su buen pie.

¿Cómo superar los imprevistos?

Diego Martínez deja una y otra vez en claro que no quiere que se lo tome como excusa, pero lo cierto es que desde que asumió se fue encontrando con varios imprevistos, que astillaron su plan de llegar a este momento del año con una idea de juego y una columna vertebral consolidadas.

Si no fue porque cinco futbolistas que disputaron el Preolímpico en enero fue por la lesión de Marcos Rojo primero y Pol Fernández más tarde. Y si no fue por eso, pasó por el desgarro que Equi Fernández sufrió tras destacarse en el Superclásico.

Zenón se adaptó rapidísimo al siempre difícil Mundo Boca
Zenón se adaptó rapidísimo al siempre difícil Mundo Boca - Créditos: @Walter Manuel Cortina

Dos ejemplos concretos: Frank Fabra fue titular en el primer partido (discretísimo 0 a 0 con Platense) porque Marcelo Saracchi estaba lesionado. Y lo mismo ocurrió con Juan Ramírez, quien volvió a ser marginado del equipo titular apenas estuvo a disposición Kevin Zenón.

De hecho, el volante creativo y Lautaro Blanco se sumaron al plantel cuando el torneo ya había comenzado, lo que también afectó a la planificación del DT. Lo positivo en ambos casos fue su rápida adaptación a un club en donde suele decirse que su camiseta pesa más que cualquier otra.

“La verdad que es una locura jugar siete partidos en un mes. Más en un inicio de temporada. Pero es lo que hay, hay que adaptarse. Por eso el fútbol argentino es tan competitivo, tan visto y por eso seguirán viniendo a buscar jugadores acá”, lamentó y al mismo tiempo elogió del contexto en el que le toca desempeñarse al frente de Boca.