Anuncios

PRD gestiona observadores internacionales ante "elección de Estado"

CANCÚN, QR., febrero 8 (EL UNIVERSAL).- El dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, anunció desde Cancún que buscan la participación de observadores electorales de corte internacional el 2 de junio, ante lo que asumió como una "elección de Estado" encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien llamó "dictadorzuelo" y "narcogobernante".

"Nosotros estamos viendo que para darle una mayor seguridad y fortaleza al proceso electoral estamos ya hablando con una cantidad muy grande de observadores internacionales para que vengan al país a observar lo que está pasando; que se vayan, incluso, a las zonas más complicadas, difíciles para que vayan dando cuenta de todo eso.

"Estas son las cosas a las que no debiéramos llegar a los extremos y a las que nos obligan a ir y son a las que tiene miedo también López Obrador. Lo tienen enloquecido los señalamientos sobre narco gobierno y lo de la corrupción de sus hijos en el gobierno de él, que estén ventilándose en el extranjero", indicó.

Acompañado por la dirigencia estatal y aspirantes a candidaturas a presidencias municipales y diputaciones locales, el político del Sol Azteca señaló que López Obrador interviene diariamente en el proceso electoral durante sus conferencias "Mañaneras" y se apoya de los programas sociales para asegurar la imposición de sus candidatas y candidatos.

"Seguiremos criticando y presentando todas las quejas que se deriven de la actuación de López Obrador, metiéndose inconstitucional, ilegalmente, inmoralmente al proceso electoral desde ‘Las Mañaneras’ todos los días. Ese es el dictadorzuelo que tenemos ahí que tenemos actuando ahí desde el Palacio Nacional", dijo.

Citando a la precandidata de la oposición por la coalición PAN-PRI-PRD, Xóchitl Gálvez, Zambrano aseguró que en el actual proceso electoral "está en juego la vida del país", en el que se tendrá que decidir entre el rescate y permanencia de la Democracia o el paso hacia una Dictadura.

En esa batalla consideró que la oposición enfrenta dos grandes problemas: La elección de Estado, a través de "un dictadorzuelo actuando desde ahí, desde Palacio Nacional", y la intromisión del crimen organizado, mediante un "narcogobernante", como ubicó al presidente de México.

Al ser cuestionado sobre la base de su señalamiento, mencionó el reportaje de Propública, que reveló la existencia de una investigación hecha en 2006 por la DEA para averiguar si López Obrador –entonces candidato a la presidencia– recibía apoyo económico del crimen organizado, indagatoria que concluyó, sin que se comprobase la hipótesis y se nutrió de testimonios.

"Si no, uno se pregunta ¿a qué obedecen tantos viajes de López Obrador allá a la Sierra de Badiraguato, Sinaloa y a varias de esas reuniones privadas. ¡Es claro, hombre!, que está correspondiendo, incluyendo el saludo de la mamá del Chapo, está correspondiendo a acuerdos, a apoyos que le han dado", consideró.

En ese tenor, respaldó la exigencia de Xóchitl Gálvez para que, de no ser cierto, el presidente demande al periodista doble ganador del premio Pulitzer y autor de la investigación, en tribunales de Estados Unidos.

"No la va a presentar porque es miedoso para eso, ‘le saca’", sostuvo el líder perredista.

Ante la gravedad del tema, convocó a lograr un gran Acuerdo Nacional por la Seguridad para evitar que la delincuencia organizada inyecte recursos en campañas y pervierta la elección con miras a poner a sus candidatas y candidatos.

Llamó también a la ciudadanía a participar de la manifestación pacífica en Defensa de la Democracia, programada a nivel nacional el 18 de febrero y a ejercer el derecho a votar, aun cuando comienzan a generarse –dijo– escenarios de violencia para sembrar temor.

Mencionó el caso del asesinato de tres políticos, este miércoles, en dos municipios de Zacatecas. "Nos estamos ahogando en sangre", manifestó, al señalar que el partido oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) debería impedir la incorporación de recursos procedentes del crimen organizado para definir candidaturas en el país y cancelar de inmediato las que se hayan obtenido fruto de ese dinero.

Reiteró que las reformas a la Constitución Mexicana son un "distractor" de López Obrador, ante los señalamientos de corrupción que enfrentan sus hijos, las revelaciones que lo ligan con la delincuencia organizada desde 2006 y las múltiples promesas de campaña que incumplió al ser votado presidente. "No van a distraernos. ¡Que se vaya al diablo con esas reformas!", exclamó.