Anuncios

El Príncipe Enrique acepta compensación "sustancial" del grupo Mirror en caso de escuchas

(añade con una declaración del periodista Piers Morgan)

Londres, 9 feb (EFE).- El príncipe Enrique, hijo menor del rey Carlos III de Inglaterra, recibirá una "indemnización sustancial adicional" por parte del Mirror Group Newspapers (MGN) con relación a una serie de demandas que quedaban pendientes en el caso de las escuchas ilegales que enfrentaba a ambas partes, según reveló este viernes su equipo legal.

El abogado David Sherborne, que representa al príncipe Enrique, reveló hoy que su cliente había llegado a un acuerdo financiero con el citado grupo, tras una audiencia celebrada ante el Tribunal Superior de Londres en la que aquel no estuvo presente.

Sherborne señaló que MGN ha acordado indemnizar al príncipe por daños y asumirá además todos los costes derivados de esta querella, que incluyen los costes individuales y los comunes, y que podrían ascender a unas 400.000 libras (unos 468.000 euros).

"Nos complace haber alcanzado este acuerdo, que proporciona a nuestro negocio una mayor claridad para poder pasar página de los eventos que ocurrieron hace muchos años y por los que nos hemos disculpado", señaló, por su parte, un portavoz del MGN en un comunicado.

En un comunicado leído por Sherborne en nombre del príncipe Enrique, éste destacó el "cambio positivo" que la resolución del caso traerá.

"Como ya dije en diciembre, nuestra misión continúa. Creo en el cambio positivo que esto nos traerá a todos. Es el verdadero motivo por el que empecé esto, y por lo que continuaré hasta el final", apuntó el duque.

También criticó al periodista Piers Morgan -exdirector del Mirror- por sus "continuos ataques" hacia él.

"Pedimos de nuevo a las autoridades que hagan prevalecer la ley y que demuestren que nadie está por encima. Esto incluye a Morgan, que como director sabía perfectamente bien lo que estaba pasando, como ha considerado el juez", agregó.

El pasado diciembre, el juez Timothy Fancourt ya dictaminó que el príncipe fue víctima de pirateo por parte del citado grupo para obtener exclusivas sobre su vida privada y determinó que debería debe recibir una indemnización de 140.600 libras (unos 163.096 euros).

Entonces, el Tribunal Superior de Londres le dio la razón en 15 de los 33 artículos periodísticos que, según Enrique, habían sido elaborados a partir de información obtenida por medios ilegales entre 2003 y 2009.

El príncipe Enrique, que vive en EEUU con su esposa, Meghan, y sus dos hijos, inició ese proceso legal contra el dueño de cabeceras como los tabloides "Sunday Mirror", "Daily Mirror" y Sunday People"- acusándolo de haber utilizado prácticas dudosas como pinchar teléfonos y contratar detectives para obtener información y vender periódicos.

Tras las críticas del príncipe Enrique contra Morgan, éste escribió en su cuenta de X (antiguo Twitter) que coincidía con el duque sobre la intromisión de la prensa.

"Estoy totalmente de acuerdo con el príncipe Enrique en que la intrusión despiadada en la vida privada de la familia real para obtener ganancias financieras es absolutamente criticable .... y espero que él deje de hacerlo", dijo Morgan en clara referencia a que el príncipe criticó a su propia familia a través de la plataforma Netflix.

(c) Agencia EFE