Anuncios

Portugal recorta el consumo hídrico en el Algarve para no acabar el año sin agua

Lisboa, 17 ene (EFE).- El Gobierno luso decidió establecer restricciones al consumo de agua en el Algarve, del 15 % para el sector urbano y el turismo y del 25 % para la agricultura, para hacer frente a una sequía histórica que amenaza con dejar a la región del sur de Portugal sin reservas hídricas.

"Si no se hace nada y no tomamos decisiones sobre la moderación del consumo de agua por parte de la demanda, llegaríamos al final del año sin agua para el abastecimiento público", alertó este miércoles el ministro portugués de Ambiente, Duarte Cordeiro.

Cordeiro y la titular de Agricultura, Maria do Céu Antunes, presentaron en una rueda de prensa en Faro, en el Algarve, un plan de contingencia para paliar la falta de agua en la región, donde las reservas de los embalses están al 25 %, en mínimos desde que hay registros.

La situación es "grave", insistió el ministro, que pidió a todos los sectores que colaboren para hacer frente a la sequía.

El consumo urbano deberá reducirse un 15 % respecto al año pasado, el mismo porcentaje dictado para el turismo.

Para la agricultura, la restricción media al consumo, contando con el agua subterránea captada de los acuíferos y la procedente de los embalses, será del 25 %.

Las limitaciones a la agricultura procederán sobre todo del agua de las presas, ya que estas se intentarán reservar para el consumo urbano.

Portugal presenta una situación asimétrica, puesto que a pesar de que el Algarve vive la peor sequía de su historia, las reservas de los embalses que hay al norte del Tajo están cerca de sus máximos.

De media, los embalses lusos están al 73 % de su capacidad, pero el 38 % del territorio está en situación de sequía meteorológica.

El Algarve acumula una década de precipitaciones por debajo de la media.

(c) Agencia EFE