Anuncios

La policía de Tailandia pide orden de arresto para el exsubdirector policial 'Big Joke'

Bangkok, 2 abr (EFE).- El Departamento de la Policía Metropolitana de Bangkok pidió este martes a un tribunal del país que emita una orden de arresto contra el antiguo subdirector policial Surachate Hakparn, conocido con el sobrenombre Big Joke, en medio de un caso de sobornos que implica a grupos ilegales de apuestas en línea.

La petición contra Surachate, la cara visible de la investigación contra el español Daniel Sancho y quien fue apartado del cargo el 20 de marzo a raíz de una orden directa desde el primer ministro del país, surge a raíz de que el expolicia haya eludido hasta en tres ocasiones las citaciones policiales sobre la investigación abierta, según recoge el portal de noticias Khaosod.

En febrero, Surachate fue señalado por la Oficina Central de Investigación (CIB), uno de los principales departamentos de la Policía, por sus supuestos vínculos con la trama de sobornos de una web de apuestas ilegales operada por Thanyanan Sucharitchinsri, también conocida como Minnie.

La investigación se centra en acusaciones por aceptación de sobornos y dejación de funciones en relación con la red, que realizó transferencias de hasta 300 millones de bat (casi 8,4 millones de dólares o más de 7,7 millones de euros).

El caso está vinculado con el registro que se produjo el pasado septiembre en la casa de Big Joke en Bangkok, en un momento en el que el subdirector de la Policía se postulaba para ser nombrado director de la Policía Nacional.

La orden también coincide con la guerra abierta entre los altos mandos policiales que conllevó a la suspensión hace casi dos semanas de Surachate y el por entonces director de la Policía, Torsak Sukvimol.

Ambos responsables policiales han sido recolocados en puestos en la sede del Gobierno por orden del primer ministro, Srettha Thavisin, quien aseguró que la "reasignación" no es un castigo sino una forma de garantizar que las investigaciones de los supuestos sobornos se llevan a cabo de forma transparente.

No es la primera vez que la figura de Big Joke, uno de los seis subdirectores de la Policía de Tailandia, protagoniza una polémica, ya que en 2019 fue apartado del cuerpo sin mayor explicación y, un año después, cuando era jefe de inmigración, su coche fue tiroteado.

(c) Agencia EFE