Anuncios

Tras la polémica con Kicillof: el Gobierno transferirá los fondos para financiar la jornada completa en escuelas primarias de todo el país

El presidente Javier Milei y el gobernador bonaerense Axel Kicillof
El presidente Javier Milei y el gobernador bonaerense Axel Kicillof

Cuarenta y ocho horas después de que el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció la suspensión de la jornada extendida en 60 escuelas primarias del distrito como consecuencia del recorte de fondos a las provincias, fuentes de Educación informaron que, a partir de mañana, el Ejecutivo nacional comenzará a transferir a todas las jurisdicciones el dinero destinado a este programa.

Más temprano, Kicillof había responsabilizado una vez más al presidente Javier Milei por la suspensión de la jornada extendida El mandatario se refirió al desfinanciamiento del programa nacional que sostiene a la modalidad: “Con su motosierra, el presidente Javier Milei cortó también recursos que estaban destinados a ampliar la cantidad de horas de clase en la provincia”.

El gobierno provincial había asegurado que financia actualmente con fondos propios la extensión de la jornada escolar –conocida como “quinta hora”– en 2200 escuelas. Y precisó que el ajuste de la Nación impediría sumar otras 60 instituciones tal como estaba previsto.

“Esta medida genera malestar, pero no sorpresa. Al Presidente no le importa la educación: este recorte equivale a quitarles 45 días de clase al año a muchos estudiantes bonaerenses”, señaló. Y explicó: “No podremos suplir todos los recursos que nos quitan de un día para el otro, vamos a empeñar todos nuestros esfuerzos para seguir ampliando derechos”.

La acusación de Kicillof a Milei había generado malestar entre legisladores de La Libertad Avanza (LLA). “La excusa que pone el gobernador es la falta de recursos. Es mentira”, había dicho Nahuel Sotelo, presidente del bloque de la agrupación en la Legislatura bonaerense. Y había completado: “Es un discurso perverso, lleno de mentiras. Dice que le están sacando los fondos, pero el año pasado la Legislatura le aprobó un endeudamiento de 1800 millones de dólares, sin preguntar absolutamente nada. Tiene recursos para educación”.

“La educación es una responsabilidad del gobierno provincial. Seguramente, Axel [Kicillof] tendría los fondos suficientes para cubrir la ayuda que deja de recibir de Nación si manejara mejor el presupuesto y gestionara mejor los recursos de los bonaerenses en lugar de estar gastando en viajes de egresados gratis o tomando 50.000 empleados nuevos”, había señalado el senador bonaerense, Alex Campbell (Pro).

“Suspensión transitoria”

En, al menos, 60 escuelas de la provincia se quedaron, horas antes del inicio de este ciclo lectivo, fuera del sistema de jornada extendida de ocho horas que iban a adoptar.

La resolución llegó desde el gobierno bonaerense y el fundamento fue la falta de recursos económicos para implementar esta modalidad que, según justifican desde la Dirección General de Educación y Cultura (Dgeyc), debían llegar desde el Estado nacional y quedaron incluidos en las partidas presupuestarias recortadas por la nueva administración.

La resolución 259/2024, con la firma del titular del área, Alberto Sileoni, dispuso una “suspensión transitoria” sujeta a que “Tesorería General de la Nación realice las correspondientes transferencias de los fondos comprometidos” en el marco del programa “Hacia la universalización de la jornada completa a extendida”.

Entonces, este listado de 60 escuelas que habían rearmado su funcionamiento para un sistema de horario corrido, de ocho horas y comedor incluido, debieron readecuar toda su dinámica al histórico modelo de turno mañana y turno tarde, con cuatro o cinco horas de clase, según el caso.

Complicaciones

“Nos enteramos tres días antes, cuando teníamos absolutamente todo listo para arrancar: los maestros, aulas, mobiliario educativo y hasta para el comedor donde los chicos iban a almorzar”, explicó a LA NACIÓN la directora de la Escuela Primaria N°20, Verónica Profiti, una de las cuatro del partido de General Pueyrredón que a último momento fueron bajadas de este sistema de jornada extendida.

Es una comunidad educativa que tenía previo al inicio del ciclo lectivo una matrícula de casi 400 alumnos, de los cuales quedaron 380 cuando todavía no se completó la primera semana de clases. “Hubo padres que tuvieron que retirarlos y llevarlos a otra escuela porque ya habían organizado su vida laboral en función al horario extendido”, detalló la directiva.

El armado con unificación de dos turnos en uno único, de ocho horas, también había significado para este caso una reorganización en la asignación de cargos docentes con seis de los maestros en disponibilidad, lo que significa que debían ser redistribuidos a otros establecimientos. Pero hubo marcha atrás.

Desde la Dgeyc advirtieron en los fundamentos de esta resolución, que el convenio firmado oportunamente con el entonces Ministerio de Educación de la Nación “asumió el compromiso de contribuir con el cien por ciento (100%) del financiamiento en la diferencia de los salarios brutos de docentes y equipos directivos que le demande a la jurisdicción la implementación de la extensión horaria” por cinco años. Y aclara que “esta provincia no puede continuar afrontando dichas sumas de manera mensual con fondos del presupuesto propio”.