Anuncios

Pobladores de Chicomuselo, Chiapas, piden que detengan a criminales

CHICOMUSELO, Chis., enero 24 (EL UNIVERSAL).- Pobladores del municipio de Chicomuselo pidieron a los gobiernos federal y estatal que "detengan a los líderes" del crimen organizado y saquen a "los malandros" que operan en la sierra y la frontera de Chiapas.

A través de documento afirmaron que en ambas regiones se vive un momento "más que tenso", por la presencia de El Maíz, una organización paramilitar que opera en los municipios de Chicomuselo y Frontera Comalapa.

En esa región, manifestaron, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) utilizó la estrategia de "hacerle la guerra" al Cártel de Sinaloa "usando a personas y comunidades a la fuerza porque requiere tener una justificación llamada base social que le dé otro rostro a su guerra".

El Cártel de Sinaloa, denunciaron, tiene presencia en una parte de Frontera Comalapa y en la sierra, además del poblado Chamic, que también es frontera. Esa incursión le permite control y "envolver", sitiar y no dejarse del CJNG.

De acuerdo con los lugareños, el Cártel de Sinaloa se mueve desde comunidades y "lo saben" la Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional, pero "como en toda guerra, en medio está la gente que se defiende y que resiste".

Los aquejados por la violencia de ejidos de Chicomuselo tienen la opción de abandonar sus tierras o se defienden con el cierre de caminos, adujeron.

En el escrito dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador y al gobernador Rutilio Escandón, las comunidades que se suscriben como "sociedad civil" explicaron que "la gente que trabaja, que lleva y compra, viaja, camina y se da cuenta de que el Ejército Mexicano pone retenes, pero se va o cuando pasan los malandros, se hace o le obligan a que los deje pasar, por lo que las comunidades aplican sabiamente la resistencia".

Consideraron, no obstante que esa realidad podría cambiar si se escucha a los campesinos de esas comunidades.

"Ojalá lo escuchen en Palacio Nacional, en Tuxtla, en las sedes de la Sedena, de Seguridad Pública y actúen como les dicen en el video, escuchen a los pueblos, dicen verdad", apuntaron.

Con el documento, los pobladores de Chicomuselo difundieron también un video. En él se observa a campesinos del vecino municipio El Porvenir que el lunes impidieron el tránsito de un convoy mediante el diálogo con el responsable de un grupo de militares que ingresó a la zona.

Un campesino le señala al mando castrense que aparece en vanguardia: "Si ustedes empiezan en Chicomuselo, son bienvenidos en las colonias, en los ejidos.

"Los compañeros traían abarrotes y les dijeron: 'hey, compa, si vas a entrar en la fundación (El Maíz), tienes derecho a pasar tus abarrotes, si no, pues vas a apagar tanto y si no, no bajes'", precisó.

Enseguida argumentó que los caminos están tapados, "no porque queremos que ustedes no pasen. No. Es porque ellos (los criminales) venían y entraban a las comunidades a amenazar a todos con armas.

Y, mientras, "el Ejército dando vueltas en Chicomuselo. ¿Cómo es posible que un grupo armado pase a las horas del día en Chicomuselo estando el Ejército adentro?", cuestionó.

El labriego no identificado recalcó a los militares que cuando empiecen "a limpiar" Chicomuselo y la población pueda "entrar tranquilamente, son bienvenidos a los ejidos y a las comunidades".

Esto es, "no les tapamos el paso, porque sabemos que tenemos la confianza de bajar a comprar azúcar, jabón y sal porque sé que ustedes ya limpiaron, pero ¿cómo quieren ustedes empezar aquí si allá está hecho un desastre? Allá no nos dejan bajar", planteó.

Una vez que los escuchó, el mando militar se comprometió que las solicitudes de la comunidad las presentará a sus jefes.

"Y, créanme que se va a trabajar en ello. Malamente, pues, ya está infestado y no se puede solucionar de un día para otro. Nosotros andamos acá pacíficamente. No venimos a agredirlos", les afirmó.

Un transportista denunció que fue amenazado que si no se involucraba con El Maíz, no podría trabajar. "Nos están amenazando", aseguró.

Un segundo campesino justificó las acciones de defensa comunitaria y pidió respeto de las fuerzas de seguridad.

Que nos respeten también a nosotros, "pues; nosotros tapando para que no nos vengan a matar y ustedes destapando para que nos vengan a quebrar la madre", reclamó.

Ocurre que "ustedes vienen adelante y ellos vienen atrás. Vamos a volver a tapar por nuestra seguridad. Entiéndalo bien y lleven ese recado. Ustedes salieron y nadie los agredió, nadie les tiró ni un garrote, ni una piedra", subrayó el poblador al militar que iba al frente de la tropa.