Anuncios

Dos pitbulls se metieron en una casa de La Plata y atacaron a un joven: “Lo mordieron más de 50 veces”

Dos pitbulls se metieron en una casa de La Plata, atacaron a un joven y casi lo matan
Dos pitbulls se metieron en una casa de La Plata, atacaron a un joven y casi lo matan - Créditos: @Shutterstock

Un joven fue atacado por dos perros pitbull cuando fue a visitar a sus padres, el sábado por la noche, en La Plata. Los animales lo mordieron “más de 50 veces” tras escaparse de la casa de una vecina, dijo la madre de la víctima. Denunció que no es la primera vez que agreden y lastiman a personas.

“Le tuve que hacer un torniquete porque una mordedura le rozó la arteria”, contó a 0221 la mujer. El joven atacado, en tanto, hoy se encuentra en reposo por las múltiples heridas recibidas.

El hecho ocurrió el pasado sábado, alrededor de las 20, en el sur de La Plata, sobre la calle 151, entre 46 y 47. La víctima, Maximiliano, llegó a la casa de sus padres en su auto y luego de ingresar en el garaje fue atacado salvajemente por los dos pitbulls.

Los animales lastimaron gravemente las piernas del joven y, según la madre, “lo mordieron 50 veces y le arrancaron hasta un pedazo de uña”.

Sobre la dueña de los perros, la mujer explicó que vive a la vuelta de su casa y que no es la primera vez que los animales se escapan y hieren gravemente a los vecinos. Así, dijo que lastimaron a una chica de 17 años y a una mujer a quien “le dejaron la mano sin movilidad”.

Así fue herido el joven por los dos perros pitbull
Así fue herido el joven por los dos perros pitbull - Créditos: @Gentileza

El joven fue atendido por los servicios de salud y tras recibir las debidas vacunas, la antirrábica y la antitetánica, ahora debe ser sometido a curaciones diarias.

Son varias las personas del barrio que están preocupadas por la presencia de los pitbulls en la zona. “Los vecinos quieren que los saquen de ese lugar. Varias veces se escaparon y atacaron” , aseguró la madre.

Un ataque semejante por parte de perros pitbull se dio en esa misma zona de La Plata en septiembre cuando una joven de 19 años fue atacada por tres animales de esa raza sobre la calle 47 entre 150 y 151. Las lastimaduras, según indicó personal del SAME que asistió a la chica, fueron en los brazos y en uno de los muslos.

Una tragedia y un dueño procesado

En julio pasado, tres perros de raza pitbull atacaron y mataron a un turista rosarino de 38 años mientras caminaba a la madrugada por la zona de la calle 31 entre 68 y 70, en el barrio Las Flores de la localidad de Miramar.

Fuentes de la investigación confirmaron que la víctima se llamaba Adrián Macauda y había llegado en los últimos días desde Rosario para visitar a su padre, que reside en esa ciudad. Debido a que el dueño sería menor de edad, la causa por homicidio culposo se derivó al Fuero de Responsabilidad Juvenil, y los perros fueron derivados al área de zoonosis municipal.

Los dueños de estos animales están obligados en muchos municipios de pasearlos con bozales y correa.

En julio pasado, un hombre de 45 años quedó en prisión preventiva al ser imputado por lesiones graves con dolo eventual, luego de que dos perros de raza pitbull de su propiedad provocaran serias lesiones a una mujer y su nieta de 13 meses, que quedó internada en estado crítico.

El ataque de los animales ocurrió el pasado 24 de junio en el pasaje Hermano Madeo al 2900 del barrio Santa Rosa de Lima de la ciudad de Santa Fe, cuando los dos perros mordieron a la mujer de 46 años y su nieta.

El fiscal Omar De Pedro imputó al dueño de los animales por los delitos de lesiones gravísimas y lesiones graves, ambas con dolo eventual.

Además, durante una audiencia solicitó la prisión preventiva sin plazo al entender que existe riesgo de que el acusado, identificado como Cristian Ariel Soloaga, entorpezca la investigación. El juez de la audiencia, Gustavo Urdiales, formalizó la imputación y le dictó la prisión preventiva al propietario de los pitbulls.

Por la calificación del hecho, el dueño de los animales enfrentará un juicio que podría derivar en una condena de diez años de prisión.

El fiscal sostuvo que presentó evidencias “que dan cuenta de que el hombre investigado conocía la muy alta previsibilidad de las consecuencias dañosas que podía tener dejar a sus canes con acceso libre a la vía pública”.

De Pedro planteó que “estamos ante un caso de dolo eventual porque el autor era consciente del peligro que generó y no hizo nada para evitar que ocurriera”.