Anuncios

Piperos surten un camión en $500; revenden agua en 1,400

NAUCALPAN, Méx., enero 30 (EL UNIVERSAL).- Operadores de camiones cisterna privados, que se abastecen en el pozo y tanque de San Andrés Atoto, en Naucalpan, compran el agua con la que llenan una unidad de 10 mil litros en 500 pesos, pero, de acuerdo con sus propios testimonios, la revenden a la población entre mil 100 y mil 400 pesos.

La cifra contrasta con lo que han reportado vecinos de Naucalpan y las alcaldías de Miguel Hidalgo y Azcapotzalco, que han llegado a pagar hasta 2 mil pesos por una pipa de agua.

Cerca de 300 camiones privados formaron una fila de hasta cuatro horas en torno a dicho pozo y tanque para llenar sus contenedores y distribuirlos en colonias de las tres alcaldías citadas anteriormente.

Autoridades del Organismo de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OAPAS) de Naucalpan, que operan dicho tanque, explicaron que el vale que les venden a los operadores para el llenado de la pipa tiene un costo de 500 pesos.

En un recorrido de EL UNIVERSAL al pozo de San Andrés Atoto, ubicado en la calle Enrique Jacob Gutiérrez, en la colonia El Conde, se observó a decenas de camiones cisterna formados en calles aledañas haciendo fila para poder llenar sus tanques.

En este pozo hay tres tomas de agua para cisterna que dan a la calle y bajo las cuales los operadores de cada pipa colocan el tubo que baja del enorme tanque que en un tiempo promedio de cinco minutos llena un tanque de 10 mil litros y de ocho a 10 minutos una pipa de 20 mil litros, tal y como lo observó EL UNIVERSAL, al que trabajadores señalaron que están llenando 300 pipas al día.

En entrevista, los piperos afirmaron que venden entre mil 100 y mil 400 pesos su carga de 10 mil litros, aunque vecinos de Naucalpan y en las alcaldías de Azcapotzalco y Miguel Hidalgo, especialmente Polanco, afirmaron que pagan hasta 2 mil pesos por el contenido de una pipa e, incluso, 500 pesos "por manejo de manguera" cuando distribuyen el agua en diversos tinacos y domicilios.

"Llevamos a Tezozómoc, El Rosario y Vallejo, en la alcaldía Azcapotzalco y a la Miguel Hidalgo a colonias como Polanco", aunque esta semana la demanda de pipas para Polanco ya bajó, señalaron choferes de pipas entrevistados afuera del pozo de San Andrés Atoto, en Naucalpan.

La fila de camiones cisterna sólo estaba conformada por pipas privadas, que en sus tanques exhiben la venta de agua potable llamando a sus líneas telefónicas.

En un día sólo podemos hacer un máximo de tres a cuatro viajes, pues en cada fila para cargar agua perdemos entre tres y cuatro horas, señalaron.