Anuncios

Pintó en vivo a Diego Maradona y ahora su cuadro será puesto en una subasta millonaria que ayudará a comprar un costoso tomógrafo

Cristian Landi, con Diego Maradona, mostrando la pintura que hizo del 10
Cristian Landi, con Diego Maradona, mostrando la pintura que hizo del 10

“Vale 10 palos verdes, se llama Maradona…”, dice la canción de cancha. Y también muy costoso es el cuadro del astro que será subastado sobre la base de 10 millones de dólares y de los cuales un millón será donado para comprar un tomógrafo para el Hospital de Oncología María Curie de Buenos Aires. Su autor es Cristian Landi, que desde chico combinó su pasión por el arte y el fútbol, por la pintura y por Diego. Y a los 44 años, más allá de estar cumpliendo sus sueños, dedica mucho de su tiempo a acciones solidarias y a mostrarles un camino a los chicos en condiciones de vulnerabilidad.

Se crio a diez cuadras de la cancha de Argentinos Juniors y con su abuelo napolitano iba a ver jugar a Diego Armando Maradona. Tiempos en que solía pasar horas con su padre en el almacén que tenía en Seguí y Espinosa y a los clientes les regalaba un dibujo con su firma y les decía que iba a ser artista, pero aún no sabía que un día iba a ser invitado a pintar en un evento solidario en la cancha de Racing y que a partir de allí no pararía hasta cruzar el Atlántico con su vocación. Amante del arte y del fútbol, hizo un camino similar al que se trazan los futbolistas profesionales: el barrio, el club y luego Europa. “Ese día llegó y si lo pensás no te sale tan bien. Estoy viviendo lo que no pensé que me podía pasar”, cuenta a LA NACION desde Roma, donde está viviendo desde hace unos meses y a donde llegó, casualmente, por ese encuentro que tuvo con Diego y que lo marcó para siempre.

Landi, junto con el Cuchu Cambiasso
Landi, junto con el Cuchu Cambiasso

En diciembre de 2019, durante un partido a beneficio en la cancha de Argentinos Juniors al que acudió Maradona y otros ex futbolistas surgidos del Bicho, Landi tuvo el privilegio de retratarlo en vivo, pero tenía que ser un brevísimo espacio de tiempo. “Fueron mis cinco minutos de gloria de estar con Diego cara a cara”, recuerda, aclarando que la obra está incompleta y le faltan algunos detalles, pero como lleva estampada la firma del Diez ya no se puede continuar. No fue sencillo, puesto que Diego siempre fue muy requerido y en aquella jornada en La Paternal no fue la excepción. “Le hicieron firmar muchas cosas y en un momento se enojó. Yo necesitaba la foto, porque si no, no iban a creer que lo había firmado él. Entonces empecé medio a los gritos y le dije: ‘Diego, vamos a ayudar a más nenitos’. y ahí accedió a la foto. Después, más tranquilo, me felicitó”.

El cuadro se convirtió automáticamente en un objeto preciado y, como consecuencia, Landi fue viviendo muchas emociones juntas. Cuenta que lo invitaron a un evento solidario al que casi desistió de ir al enterarse de que había un fin político por detrás. Decidió acudir porque ya estaba allí, ya había estacionado su auto... Desde ese momento se concatenaron amistades que un día le presentaron a Matteo Pepe, el CEO italiano de la empresa de marketing deportivo MP23 Agency, con sede en Dubai, que lo contrató para pintar y, por supuesto, para ser la cara de la venta del cuadro de Maradona.

Cristian Landi, con los colores de Napoli, como buen admirador de Maradona
Cristian Landi, con los colores de Napoli, como buen admirador de Maradona

Admirador de grandes artistas que tuvieron algún que otro contacto con el fútbol, como el mexicano Ángel Zarraga, los españoles Pablo Picasso y Salvador Dalí y el estadounidense Andy Warhol, Cristian Landi explica que quiso dar un paso más y profundizar esa relación llevando el arte a la piel de los hinchas y lo lleva a cabo desde hace una década habiendo pintado en 30 estadios. Disfruta de todos los colores y por eso ya es un poco hincha de todos los clubes de la Argentina.

Y también simpatiza con clubes del otro lado del Atlántico, porque su carrera lo llevó no solo a trabajar en Europa, sino también a ser testigo de la consagración de Napoli luego de 33 años. “Desde que vine ya los hinchas de Napoli estaban festejando el campeonato, y en la Argentina te matan si lo decís antes de serlo”, relata incrédulo quien además cayó en la cuenta de que su trabajo pasó por casi todos los clubes donde alguna vez pasó Maradona, ya sea como jugador o como entrenador. “Sí, ahora estoy haciendo una obra que tiene que ver con casi todos los clubes que estuvo Diego, me faltó Mandiyú, pero ya se va a dar”, se entusiasma quien busca inspirar a las nuevas camadas: “Principalmente a los más chiquitos que a veces sienten que no pueden estudiar arte. No por ser el mejor, sino por el esfuerzo triple que tuve que hacer para llegar”.