Anuncios

El Pink Panther cubano no puede rugir en el boxeo a mano limpia al caer por nocaut técnico

El sueño de Yosdenis Cedeño de convertirse en campeón mundial de Bare Knuckle sufrió un duro golpe. El cubano sabía que enfrentaba una dura prueba este viernes en la noche ante Gorjan ‘GoGo’ Slaveski y vaya que el macedonio le complicó su carrera.

Conocido como “Pink Panther’‘, Cedeño cayó por nocaut técnico en el cuarto asalto frente a Slaveski en la pelea principal de la cartelera de Bare Knuckle Fighting Championship (BKFC) que por primera vez visitaba el Estado de Carolina del Sur en su expansión como una modalidad relativamente nueva en los deportes de combate.

Desde el primer asalto, Slaveski salió con ganas de terminar temprano y se le vio lanzando verdaderos bombazos que Cedeño adivinaba con precisión, apoyado en movimientos laterales y un juego de cabeza que le permitía pasar la mayoría de los golpes del europeo.

Pero a partir de segundo round Slaveski puso más atención a su ataque, se precipitó menos y fue encontrando un mejor blanco en Cedeño, quien ya se movía menos y daba muestras de algún cansancio que no presagiaba nada bueno para el resto del combate.

Los impactos del macedonio fueron más precisos y en el tercer asalto llegaba el primer conteo para el cubano que también mostraba ya algunas cortadas en el rostro y se adentraba en el siguiente asalto con un evidente desgaste que fue aprovechado al máximo por Slaviski.

Poco después, Cedeño volviía a ir al suelo con otro conteo de protección que ponía en alerta al árbitro, quien eventualmente pondría punto final al encuentro para rescatar al antillano que se defendïa a duras penas y recibía un castigo totalmente innecesario.

Con esta victoria, Slaveski se convierte en el primer retador del campeón en la división mediana de BKFC, algo que también pretendía el habanero que llegaba al boxeo a mano limpia con larga experiencia en otros circuitos de combate, como la UFC.