Anuncios

Se pierde hasta 60% de asistencia en La Marquesa tras agresiones

OCOYOACAC, Méx., enero 20 (EL UNIVERSAL).- Hasta en 60% se ha reflejado la baja de asistentes al Parque Nacional La Marquesa, derivado de la noticia sobre las agresiones a un grupo de jóvenes que asistieron a Rancho Viejo o Valle del Silencio el 15 de enero.

Los ejidatarios de 78 Valles pertenecientes a Ocoyoacac pidieron a la gente que tenga confianza y regrese, pues no es el mismo sitio donde ocurrieron los hechos, que el parque turístico.

El 15 de enero pasado, un grupo de jóvenes difundieron unos videos donde se observa la agresión de la que fueron víctimas luego de exigir su cambio a unos ejidatarios con quienes rentaron cuatro motos, lo que generó una campaña en redes sociales llamando a dejar de asistir como castigo a la violencia que ejercieron los locatarios.

Ejidatarios piden confianza a asistentes

Por su parte, Adrián Franco Montes, vendedor de abrigos y jorongos, comentó que es oriundo de Ocoyoacac, específicamente de San Jerónimo Acazulco, a donde pertenecen los valles que integran La Marquesa, comentó que la noticia ha impactado negativamente en el resto del lugar, pese a que no es el mismo predio.

"No hemos tirado la toalla, seguimos adelante. Por lo regular en fin de semana hay más gente, pero sí ha bajado la afluencia", reconoció.

Por su parte, Fernando Sánchez Molina, integrante del Parque Nacional, comentó que la baja es evidente pues incluso el estacionamiento que generalmente se llena en estos días, desde el monumento de Las Alas hasta la parte baja. "Es muy injusto para nosotros que somos muchas familias las que dependemos de la prestación de servicios en la zona, ofrecemos comida, renta de caballos, motos, lanchas, bebidas y siempre estamos a la disposición de los clientes", expresó.

Dijo que la mayoría de la gente confíen de los espacios y pese a que en este sitio incluso se mantienen coordinados con las corporaciones policíacas, como la Guardia Nacional, la policía municipal y estatal, situaciones como la ocurrida con el grupo de jóvenes, pone en riesgo la operación del lugar

En La Marquesa se refleja una baja de ocupación en cabañas y restaurantes, en un recorrido realizado por EL UNIVERSAL se ven pocas familias rentando caballos y se visita en el lugar, la mayoría de los restaurantes al pie de la carretera en dirección a Toluca, presentan pocos comensales o casi ninguno, mientras que el parque que usualmente se ve lleno de turistas, esta vez luce a menos de la mitad de su capacidad.

En el sitio también se observó la presencia de corporaciones policíacas, específicamente la Guardia Nacional.