Anuncios

Piden sacar a "malandros" de la sierra y zona fronteriza en Chiapas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., enero 25 (EL UNIVERSAL).- Pobladores del municipio de Chicomuselo pidieron a los gobiernos federal y estatal que detengan a los líderes del crimen organizado y saquen a "los malandros" que operan en la sierra y la frontera de Chiapas.

A través de un documento, afirmaron que en ambas regiones se vive un momento "más que tenso" por la presencia de El Maíz, una organización paramilitar que opera en los municipios de Chicomuselo y la Frontera Comalapa.

En esa región, manifestaron, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) empleó la estrategia de "hacerle la guerra" al Cártel de Sinaloa usando a personas y comunidades a la fuerza. Mientras que el Cártel de Sinaloa tiene presencia en una parte de Frontera Comalapa y en la sierra, además del poblado Chamic, ello le permite tener control, sitiar a rivales y no dejarse del CJNG.

En el escrito dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador y al gobernador Rutilio Escandón, las comunidades que se suscriben como sociedad civil explicaron que la gente se da cuenta de que el Ejército pone retenes, pero se va cuando pasan los malandros.

Con el documento, los pobladores de Chicomuselo difundieron también un video en el que piden que se escuche a los campesinos de las comunidades. "Ojalá lo escuchen en Palacio Nacional, en Tuxtla, en las sedes de la Sedena, de Seguridad Pública y actúen como les dicen en el video, escuchen a los pueblos que dicen verdad", dijeron.

En tanto, los choques entre habitantes de los municipios de El Porvenir y Siltepec, y militares continúan dejando varios heridos, así como vehículos averiados.

Cuando tropas de la VII Región Militar trataron de realizar patrullajes en estas comunidades, decenas de personas les pidieron que se retiraran, porque alegaron que cuando hay problemas con grupos criminales no tienen presencia.

Suspenden turismo en Selva Lacandona

Firmas turísticas de Francia, Inglaterra, Bélgica y México, que llevan turistas a la Selva Lacandona, anunciaron que dejarán de visitar el área ante el recrudecimiento de la violencia entre el Cártel de Sinaloa y CJNG, que desde hace tres meses mantienen el control del acceso a caminos y comunidades del municipio de Ocosingo, donde hay zonas arqueológicas, ríos y lagunas.