Anuncios

Piden a refinería de Cadereyta comprobar que no emite contaminación

MONTERREY, NL., febrero 12 (EL UNIVERSAL).- Alfonso Martínez Muñoz, titular de la Secretaría del Medio Ambiente del gobierno de Nuevo León, afirmó que si los directivos de la Refinería de Cadereyta, no comprueban que dichas instalaciones no generan emisiones contaminantes, la justicia federal deberá ordenar una inspección en la que se permita la presencia de las autoridades estatales.

Expuso el funcionario que luego que la Juez Tercero de Distrito en Materia Administrativa, Jeny Jahaira Santana Albor, le negó a Pemex una suspensión provisional de amparo, a fin de evitar que el gobierno del estado pueda clausurar en su caso la Refinería de Cadereyta, y de que la empresa pública presentó un recurso ante un tribunal colegiado, este resolvió que si Pemex no puede comprobar que no genera emisiones contaminantes ostensibles, ella puede ordenar una inspección de la Semarnat, pero también incluir al estado.

Al respecto, dijo Martínez Muñoz, el tribunal señaló que "por razones de orden público y de interés social, lo procedente en el caso de conceder la suspensión provisional (a Pemex), pero no simplemente para (evitar) que se lleve a cabo la clausura y las cosas se mantengan en el estado en que se encuentran, en tanto que entre el interés de la quejosa y de las autoridades, también existe el interés de la sociedad, a que exista un medio ambiente sano y libre de elementos tóxicos que puedan afectar la salud de la población en general".

Y considerando la posible existencia de los motivos que indican las responsabilidades a ordenar la clausura, "se concede la suspensión para que de inmediato la quejosa demuestre que no existe emisión de gases contaminantes ni afectación al medio ambiente de su parte, y para que demuestre también que tiene implementadas las medidas de producción para evitar las emisiones de gases contaminantes y que estos son controlados conforme las normas oficiales tanto nacionales como internacionales".

En caso de que no demuestre a satisfacción de la juez federal, determinó el tribunal colegiado, Santana Albor deberá ordenar la práctica de peritajes científicos de las autoridades responsables (Procuraduría del medio Ambiente de Nuevo León) y de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), señaló Martínez Muñoz.

Agregó el funcionario que con dichos estudios, se buscará acreditar si actualmente hay emisiones contaminantes no controladas que son producidas por la Refinería, en cuyo caso deberá implementar, en el término que establezcan los propios peritajes, las medidas de solución que establezcan las autoridades encargadas de mejorar la calidad del aire y el medio ambiente.

Martínez Muñoz comentó que el próximo miércoles se llevará a cabo la audiencia incidental, donde el gobierno del estado buscará comprobar ante la juez tercero de distrito en materia administrativa, que la Refinería de Pemex es la principal fuente de contaminación en Nuevo León con la presentación de pruebas visibles y de impacto directo a las estaciones de monitoreo ambiental, que miden las emisiones de la planta ubicada en Cadereyta.

Por otra parte, afirmó que este martes personal del corporativo de Pemex realizará una visita a la Refinería Cadereyta, y solicitarán estar presentes durante su recorrido.