Anuncios

Pide a EU no ser omiso al entorno electoral

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 8 (EL UNIVERSAL).- Xóchitl Gálvez Ruiz aseguró en Washington que hay pruebas evidentes de que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador está dispuesto a cometer un fraude electoral con tal de evitar que la oposición gane las elecciones.

En conferencia al concluir su gira de una semana por Estados Unidos, la candidata presidencial de la coalición Fuerza y Corazón por México dijo que por eso solicitó a la Organización de los Estados Americanos (OEA) enviar una misión de observadores a México desde ahora, para documentar lo que hace el gobierno para preparar una elección de Estado, con todos los recursos públicos.

"Nosotros sí estamos planteando el que haya una observación electoral antes, que sería ahora, durante el proceso electoral y después. ¿Qué pruebas tengo [de que se prepara un fraude]? Pues hay que mirar lo que hace el Presidente desde la mañanera hacia mi persona, los ataques sistemáticos que recibo por parte del gobierno federal en el momento que se anunció mi posible candidatura. (…) Creo que las pruebas son evidentes y lo único que yo le pido a Washington es que no con el chantaje de la migración, porque se ha vuelto un chantaje, 'si tú me ves feo yo te dejo pasar migrantes', sean omisos en el tema democrático".

Denunció que el gobierno está dispuesto a utilizar todo el poder del Estado para evitar que la oposición obtenga triunfos: "Usan el dinero público de los programas sociales, eso es evidente, que los servidores de la nación pasan casa por casa diciendo que tienen que apoyar al partido en el poder".

Gálvez Ruiz dijo que viene una persecución legal contra los opositores, pues el gobierno no se limita a hacerlo sólo desde un punto de vista mediático.

"Se inician carpetas de investigación, se amenaza a nuestros seguidores, yo misma, fue publicada la información fiscal financiera de mis clientes, algo absolutamente ilegal por parte del Presidente, lo mismo lo hizo con [Carlos] Loret y lo hace con los periodistas que le incomodan".

La candidata descalificó las encuestas que la ubican a 30 o más puntos de distancia de Claudia Sheinbaum, pues afirmó que son elaboradas al gusto de quien las paga.

Sostuvo que ha tenido que luchar contra la creencia que se ha querido colocar en el discurso oficial de que la exjefa de Gobierno es invencible.

"Esto se ha vuelto un juego del que tiene el dinero para pagar algunos encuestadores. Una encuesta bastante razonable, la de EL UNIVERSAL, que me pone a 16 puntos. Claudia debe estar deprimida porque hace dos meses estaba a 30, he remontado la mitad de puntos, y hace como tres me ponían a 50. Entonces, yo creo que esto todavía no empieza, yo estoy preparando mis propuestas de cómo voy a cimbrar a los mexicanos que México no va por el lado correcto", recalcó.

Por otra parte, afirmó que las reformas que el Presidente propone son un atentado contra la división de poderes.

Al hacer un balance de su visita a Nueva York y Washington, Gálvez Ruiz aseguró que el saldo es positivo, pues fue muy bien recibida y pudo exponer su visión de México.