Anuncios

Philadelphia Eagles y su escandalosa caída en el abismo en una sola temporada de la NFL

Después de iniciar la temporada con marca de 10-1, los Philadelphia Eagles fueron vapuleados 32-9 por los Tampa Bay Buccaneers en la ronda de comodines de la NFC. (Photo by Cliff Welch/Icon Sportswire via Getty Images)
Después de iniciar la temporada con marca de 10-1, los Philadelphia Eagles fueron vapuleados 32-9 por los Tampa Bay Buccaneers en la ronda de comodines de la NFC. (Photo by Cliff Welch/Icon Sportswire via Getty Images)

Difícil de creer. Esa es posiblemente la mejor manera de describir la eliminación de los Philadelphia Eagles en la ronda de comodines luego de iniciar la campaña con marca de 10-1 y ser considerados entre los favoritos para ganar el Super Bowl.

Desde la derrota ante los San Francisco 49ers, los dirigidos por Nick Sirianni perdieron el rumbo, con 6 derrotas en 7 partidos, coronado con la eliminación ante los Tampa Bay Buccaneers por 32-9, en un partido en que el marcador es más cerrado que el encuentro en sí.

La salida de los coordinadores pesó

Uno de los aspectos que menos se toman en cuenta en equipos exitosos es la salida de los coordinadores ofensivos y defensivos al finalizar la temporada. Basta con observar el cambio ofensivo de los Kansas City Chiefs de 2022 a 2023 tras la salida de Eric Bieniemy como un ejemplo reciente.

Es común que los coordinadores de equipos exitosos reciban atención como posibles entrenadores en jefe, y es lo que pasó con Philadelphia cuando Jonathan Gannon (ex coordinador defensivo) llegó a los Arizona Cardinals y Shane Steichen (ex coordinador ofensivo) firmara con los Indianapolis Colts.

Mientras que Gannon y Steichen sobrepasaron las expectativas con sus respectivos equipos, en Philly batallaron para suplirlos. Tal fue el drama que cambiaron de coordinador, a Sean Desai por Matt Patricia. El movimiento no funcionó. A la ofensiva no les fue mejor, y Brian Johnson nunca encontró la manera de redescubrir la magia del 2022.

Un equipo sin identidad

Quizás lo más preocupante en Philadelphia es que el equipo dejó de ejecutar lo que había tenido éxito en su camino al Super Bowl. A la ofensiva, los Eagles eran dominantes en el juego terrestre, desgastando a sus rivales y aprovechando el espacio detrás de la secundaria con pases largos.

En la derrota ante Tampa Bay, Jalen Hurts lanzó 35 pases por apenas 15 carreras, y fue un reflejo de lo que pasó a lo largo del año. Sin AJ Brown el juego terrestre para crear espacios, los receptores no pudieron aprovechar su velocidad en el juego aéreo.

Jalen Hurts y el ataque de los Philadelphia Eagles no encontró tracción en toda la temporada. (Photo by Cooper Neill/Getty Images)
Jalen Hurts y el ataque de los Philadelphia Eagles no encontró tracción en toda la temporada. (Photo by Cooper Neill/Getty Images)

En 2022, los Eagles fueron quinto lugar en la NFL con 2 mil 509 yardas por tierra, además de anotar 32 touchdowns; en 2023 apenas tuvieron 2 mil 192 yardas y 22 touchdowns. Cabe mencionar que 15 de ellos fueron producto de Hurts y el casi indefendible “tush push”. A pesar de contar con D’Andre Swift, Kenneth Gainwell, Rashard Penny y Boston Scott, Philadelphia no corrió el balón de manera consistente.

Finalmente, ni la línea ofensiva, ni el mismo Hurts, estuvieron cerca del nivel mostrado hace una temporada. El talento está ahí, pero la unidad lucía totalmente fuera de coordinación.

Ni presión al pasador, ni profundidad en la secundaria

Si lo sucedido en el ataque es grave, lo de la defensiva fue una pesadilla. Philadelphia dominó en 2022 gracias a su capacidad de presionar al pasador rival. Guiados por Haason Redick, Javon Hargrave, Josh Sweat y Brandon Graham, consiguieron 70 capturas de quarterback, la mayor cantidad en la NFL.

Los Tampa Bay Buccaneers expusieron las fallas en la defensa de los Philadelphia Eagles en la ronda de comodines. (Photo by Cliff Welch/Icon Sportswire via Getty Images)
Los Tampa Bay Buccaneers expusieron las fallas en la defensa de los Philadelphia Eagles en la ronda de comodines. (Photo by Cliff Welch/Icon Sportswire via Getty Images)

Esta temporada, apenas consiguieron 42, para ocupar el lugar 19 de la Liga. Hargrave salió del equipo, pero seleccionaron a Jaelen Carter en el Draft, quien tuvo una sólida temporada de novato. Aún así, la línea estuvo lejos del rendimiento del año pasado y eso expuso problemas en otras líneas.

La secundaria, que perdió a CJ Gardner-Johnson en la agencia libre, fue atacada con frecuencia, y los principales problemas salieron a relucir en terceras oportunidades. Sin la capacidad de presionar al quarterback y con un perímetro sospechoso, sus oponentes convirtieron el 46.15 por ciento de sus intentos en tercera oportunidad.

Incógnitas para el 2024

A pesar de haber llegado al Super Bowl el año pasado, se espera un periodo de incertidumbre en Philadelphia. Jason Kelce anunció sus compañeros que no regresará en 2024, mientras que se han elevado voces que piden la salida de Sirianni. Algunos expertos han llegado hasta el punto de colocar a Bill Belichick como candidato.

El retiro de Jason Kelce dejará un hueco importante en la línea ofensiva de los Philadelphia Eagles. (AP Photo/Phelan M. Ebenhack)
El retiro de Jason Kelce dejará un hueco importante en la línea ofensiva de los Philadelphia Eagles. (AP Photo/Phelan M. Ebenhack)

Quien sea que quede al frente, tendrá que trabajar de ambos lados del balón. La ofensiva tiene talento, pero hay una razón por la que no fue explotado al máximo. Quizás solo sea el enfoque en el juego terrestre, pero ya sea Johnson u otro coordinador deben encontrar cómo sacar más provecho de la habilidad de Hurts.

La defensa está en una situación más complicada. Los linebackers y el perímetro necesitan una nueva infusión de talento ya sea en el Draft o la agencia libre, pues quedaron expuestos esta temporada.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

CDMX: Lo arrestan por robar una llanta y le encuentran algo peor