Anuncios

PGA Tour: Emiliano Grillo merodea la cima en Pebble Beach, donde hizo equipo con Pau Gasol y jugó Tom Brady

Emiliano Grillo y Pau Gasol redondearon un buen rendimiento como equipo en el Pebble Beach Pro-Am: el argentino y el español resultaron sextos; ahora el golfista sigue en competencia en el torneo de profesionales.
Emiliano Grillo y Pau Gasol redondearon un buen rendimiento como equipo en el Pebble Beach Pro-Am: el argentino y el español resultaron sextos; ahora el golfista sigue en competencia en el torneo de profesionales. - Créditos: @X

Un pro-am es una competencia de profesionales y amateurs del golf, usualmente previa a un torneo de jugadores rentados. El certamen de PGA Tour que tiene lugar esta semana en California, Estados Unidos, es peculiar: el AT&T Pebble Beach Pro-Am reúne, en efecto, a golfistas remunerados con aficionados, pero con dos tablas de posiciones. En una, solamente los de elite, y en la otra, éstos en equipo con los que no viven de este deporte.

Hay 80 profesionales que figuran en el tablero principal, y los mismos ochenta comparten el otro marcador con otros tantos amateurs, que en muchos casos son famosos. Uno de ellos es Tom Brady, crack histórico del fútbol americano, que mostró muy buenos golpes en la cancha de Pebble Beach Golf Links. Otro es Paul Gasol, prócer retirado del básquetbol español, que movió sus 2,13 metros por el mismo campo y se tomó alguna foto con su compañero de juego. ¿Quién? El argentino Emiliano Grillo.

Tom Brady en acción... en golf

“¿Quién sabía que @GrilloEmiliano y @PauGasol tenían la misma estatura?”, se preguntó, con un emoticono de risa, la cuenta @PGATour en Twitter, sobre una foto del chaqueño y el catalán abrazados, con el primero subido a un carrito eléctrico poniéndose a la altura del ex basquetbolista de Los Angeles Lakers.

El certamen, creado por el cantante y actor estadounidense Bing Crosby, solía desarrollarse en tres canchas con 156 profesionales y 156 amateurs, y el acento estaba puesto en estos últimos. Pero ahora se redujo a dos campos y a 80 golfistas en cada caso, y los aficionados intervienen durante 36 hoyos, no 72, como lo hacían antes. En los últimos dos días ahora actuarán solamente los especialistas, por premios que totalizan 20.000.000 de dólares.

Nada mal les fue al oriundo de Resistencia y al de Barcelona. Compartieron el sexto puesto, con 14 golpes bajo el par al cabo de dos ruedas de 65 en común, alternada entre la cancha de 72 de Pebble Beach y la de 72 de Spyglass Hill Golf Course. Grillo y Gasol se situaron tres tiros detrás de los primeros, Rory McIlroy y Jeff Rhodes.

Un putt de 20 pies por parte de Grillo

Y Grillo está rindiendo muy bien en la competencia principal. Marcha dos golpes atrás de la vanguardia, con -9. Tuvo una estupenda actuación el primer día, con 66, o sea, -6, producto de 6 birdies: el par 5 del hoyo 11, el 4 del 13, el 4 del 17, el 5 del 1, el 4 del 2 y el 5 del 7. No repitió el viernes, en la segunda, pero volvió a tener un desempeño positivo, con 69 tiros, 3 bajo la referencia, resultado de 4 birdies y 1 bogey: logró mejoras en los pares 4 del 3 y del 4 y los pares 3 del 5 y del 17, y falló en el 3 del 7.

Un putt de 25 pies para birdie

No estuvo tan cómodo en el campo Pebble Beach Golf Links como lo había estado en Splyglass el argentino de mayor presencia en el PGA Tour en los últimos años. “Esta cancha es más difícil que Spyglass. Más larga, más exigente, y muy blanda. Una horrible combinación para jugar al golf. Hicimos tiros que nunca ejecutamos, como con el hierro 9 desde 120 yardas; está difícil jugar ahí. A las chances que tuve las aproveché. Tuve altas y bajas, pero en general jugué buen golf”, comentó Grillo.

La palabra del argentino tras la 2ª vuelta

Que necesitará dos buenas jornadas para completar un buen desempeño global en el torneo y aspirar a levantar el trofeo el domingo. Nada fácil. Nada imposible.