Anuncios

Petro dice que Colombia necesita 2.500 millones de dólares para recuperar área deforestada

Davos (Suiza), 16 ene (EFE).- El presidente de Colombia, Gustavo Petro, aseguró este martes que su país necesita 2.500 millones de dólares anuales para recuperar las áreas deforestadas e hizo un llamamiento a los países del norte a que apaguen sus "chimeneas de CO2" para evitar llegar al "punto de no retorno" de la crisis climática.

"Necesitamos un flujo de aproximadamente 2.500 millones de dólares al año para revitalizar el espacio deforestado y para mantener a través de los años una bioeconomía", expresó el mandatario durante el panel 'Buscando un equilibrio para la Amazonía' en el Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés) de Davos (Suiza).

El presidente colombiano aseguró que la crisis climática está llegando a "un punto irreversible para la existencia humana" porque hoy hay una "enorme chimenea de CO2 en el norte de América y una esponja en el sur que parcialmente absorbe ese CO2".

"Si la selva se acaba no hay nada más que hacer, entramos al punto de no retorno", declaró Petro y recalcó que la Amazonía es "vital para la especie humana".

Por eso, afirmó que Colombia no busca cooperación, sino que pretende "financiar la acción climática que se necesita para la selva" al liberar de sus propios recursos "la cuantía de 2.500 millones de dólares al año".

"La selva es esponja de CO2, pero el petróleo es la chimenea. Lo que produce la crisis climática es el uso de carbón, petróleo y gas en el (...) norte", manifestó y advirtió que "las selvas se van a quemar si las chimeneas del norte siguen" encendidas.

Apuntar a la sostenibilidad

En el mismo panel participó la ministra de Medio Ambiente de Brasil, Marina Silva, quien aseguró que su país tiene en la Amazonía "un área preservada del 80 %", aunque "quedan otras áreas por preservar".

"Debemos apuntar hacia la sostenibilidad, ya que es una de las áreas más bellas y más ricas del mundo, pero también es una de las más frágiles. Contamos con las soluciones técnicas (...) pero necesitamos de la sabiduría para poder proteger el bosque amazónico con la ayuda del conocimiento ancestral de sus poblaciones", afirmó Silva.

Entre tanto, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Ilan Goldfajn, aseguró que para la conservación del bosque tropical más extenso del mundo es necesario que trabajen en conjunto el sector privado, el Gobierno y los organismos multilaterales.

"Necesitas un esfuerzo conjunto porque para que exista la biodiversidad global debes enfrentar la deforestación, el cambio climático (...) Necesitamos un modelo que vaya más allá de las iniciativas individuales", dijo.

Por su parte, la colombiana Fany Kuiru, líder de la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (Coica), señaló la necesidad de que quien "financie o invierta en la Amazonía" debe saber que allí viven 511 pueblos indígenas.

Kuiru afirmó que quienes lleguen a esta región deben tener presente que los pueblos indígenas son "los mejores cuidadores de la Amazonía" y como tal deben tener "una participación plena y efectiva en la toma de decisiones".

"No podemos ser simplemente unas personas que estamos ahí, que no tenemos conocimiento, sino que nos incluyan como actores principales en la conservación de la Amazonía", añadió.

En la charla, que fue moderada por el presentador de televisión brasileño Luciano Huck, también participó el gobernador del estado de Pará, Helder Barbalho.

(c) Agencia EFE