Anuncios

Personas armadas se enfrentan a policías por cateo en hotel

CUAUTITLÁN IZCALLI, Méx., febrero 4 (EL UNIVERSAL).- El cateo a un hotel donde presuntamente había plantas de mariguana, derivó en nueve lesionados, entre ellos tres policías, la detención de seis personas que por orden de un juez quedaron en libertad y además derivó en una investigación por abuso de autoridad ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción y en Derechos Humanos, informaron autoridades mexiquenses.

Un Juez de Control de Cuautitlán ordenó la libertad de seis personas que fueron detenidas por su probable intervención en delitos contra la salud, en un cateo realizado a un hotel de Cuautitlán Izcalli el pasado 22 de enero, informaron autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

Ese día, el 22 de enero pasado, autoridades mexiquenses recibieron una llamada a través de la línea de denuncia telefónica 089, alertando que en un hotel ubicado en la colonia El Sabino, municipio de Cuautitlán Izcalli, presuntamente se localizaban plantas de marihuana, a partir de esta información personal de la FGJEM inició una investigación que llevó al agente del Ministerio Público a solicitar a un juez autorización para la práctica de un cateo al interior del inmueble.

Con la orden de cateo para la posible localización de narcóticos al interior del hotel, el operativo se ejecutó el viernes 25 de enero, y en él participaron siete elementos de esta Fiscalía -dos agentes del MP, cuatro elementos de la Policía de Investigación, así como un perito en fotografía y criminalística- con apoyo de una unidad de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Cuautitlán Izcalli.

En el cateo encontraron una planta de marihuana, por lo que el hotel sería asegurado; sin embargo, durante esta acción llegaron al lugar un grupo aproximado de 30 personas, algunas de ellas portando armas de fuego, así como objetos punzocortantes como cuchillos, con piedras, palos y machetes; con los cuales agredieron a los servidores públicos, afirmaron autoridades de la Fiscalía mexiquense.

Al ver que "estas personas se encontraban armadas y superaban en número a los servidores públicos, se solicitó el apoyo de instituciones de seguridad con la finalidad de preservar el orden y rescatar de las agresiones que sufrían los elementos que participaban en la ejecución del mandamiento judicial, por lo que al lugar arribaron elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM), policías municipales, así como otros elementos de la Policía de Investigación de la Fiscalía estatal. Todos ellos, con el uso legítimo de la fuerza, lograron desarmar a los sujetos y detener a seis personas –3 femeninas y 3 masculinos–, quienes lamentablemente resultaron lesionados durante el forcejeo al oponer resistencia a su detención", relataron autoridades mexiquenses.

A los detenidos les fue encontrada un arma de fuego calibre .22 mm, un hacha y dos machetes, un palo de madera, una piedra, 4 cartuchos percutidos, uno útil calibre .22 mm. y un teléfono celular del que previamente habían despojado a un agente del Ministerio Público que se encontraba en el lugar.

Además, en el enfrentamiento resultaron lesionados un agente del Ministerio Público y 2 Policías de Investigación. Las lesiones que presentó uno de los elementos policiacos se clasificaron como aquellas que tardan en sanar más de quince días, en tanto que, las lesiones de los otros dos servidores públicos están pendientes de clasificar por requerir estudios de gabinete y estudios clínicos.

De igual forma, dos vehículos oficiales de la Fiscalía y un particular, propiedad de un Agente del Ministerio Público, resultaron con daños.

El mismo día de los hechos, los detenidos fueron puestos a disposición de la Fiscalía mexiquense, donde se inició la investigación por su probable intervención en los hechos que la ley señala como los delitos de homicidio calificado en grado de tentativa, lesiones calificadas y daño en los bienes, y dentro del término constitucional de 48 horas, fueron puestos a disposición del juez para que se resolviera su situación jurídica, por lo que los masculinos fueron trasladados al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Cuautitlán, mientras que las mujeres al Centro Carcelario de Tlalnepantla.

"Durante la audiencia inicial celebrada el pasado 30 de enero, el juez de Control de Cuautitlán, previa justificación del agente del Ministerio Público de las razones de la detención, incorporando los datos de prueba que sustentaban su dicho, concedió el uso de la palabra a los investigados, quienes emitieron su declaración y en la cual afirmaron que fueron agredidos por los elementos policiacos, además de exhibir dos videograbaciones parciales de los hechos. Posteriormente, el Juzgador no calificó de legal la detención, evidenciando en sus argumentos que únicamente tomó en cuenta lo manifestado por los investigados y los videos aportados por estos", relataron autoridades de la Fiscalía mexiquense.

"Cabe mencionar que dentro de las investigaciones correspondientes están integradas la videograbación del momento en el que los detenidos agredieron al Agente del Ministerio Público y los elementos de la Policía de Investigación con la evidente intención de evitar que realizarán su función" señalaron fuentes oficiales de la FGJEM.

A su vez, aseguraron que "en estricto apego a derecho y con la finalidad del total esclarecimiento de los hechos, se dio vista a la Fiscalía de Combate a la Corrupción y a la Visitaduría General, para que en el ámbito de sus atribuciones determinen si en el actuar de los servidores se cometieron irregularidades o excesos en su función, que pudieran derivar en responsabilidad administrativa o penal".