Anuncios

Vamos por personal de FGR y Encinas: abogados

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 7 (EL UNIVERSAL).- Los abogados de los ocho militares reaprehendidos por el caso Ayotzinapa anunciaron denuncias penales contra servidores públicos de la Fiscalía General de la República (FGR) que integraron la nueva investigación contra sus defendidos por el delito de delincuencia organizada, porque está basada en dichos de dos testigos protegidos señalados por "mentirosos" y de "inventar pruebas".

Incluso, Alejandro Robledo Carretero y César Omar González Aceves anunciaron que irán de nueva cuenta contra el exsubsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, quien ha sido citado a declarar en dos ocasiones en el caso, pero no se ha presentado.

"Al igual que en su momento presentamos denuncias de carácter penal en contra del exsubsecretario Encinas, en esta nueva etapa del caso vamos a presentar denuncias penales esta semana en contra de los servidores públicos que se encargaron de integrar esta lamentable investigación, todos los que se vieron involucrados en el trámite de esto los vamos a denunciar penalmente al igual que al exsubsecretario Encinas y también vamos a denunciar a estos testigos protegidos que tienen mucho miedo, que son miembros de la delincuencia organizada, también los vamos a denunciar por falsedad y delitos contra la administración de la justicia", dijo González Aceves.

"Y al igual que al exsubsecretario Encinas, algún día, como dice Alejandro [Robledo], no sé si hoy, mañana o en dos años o en cuántos, los militares van a estar fuera, absueltos y van a estar en la cárcel los que armaron todo este mugrero", sentenció.

Los litigantes hablaron luego de que la FGR no presentó a los testigos protegidos de identidad reservada Carla y Neto para ser interrogados por la defensa, debido a que uno reportó problemas de salud y el otro no fue localizado en el domicilio que proporcionó.

Carla y Neto, integrantes del grupo criminal Guerreros Unidos y quienes participaron en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, acusaron en enero pasado a los ocho soldados de recibir sobornos de su organización criminal en puntos o filtros de revisión que ellos ponían, generalmente en la salida de Iguala para Chilpancingo, en el estado de Guerrero.

Sin embargo, el abogado Alejandro Roblado expuso en conferencia de prensa que misteriosamente, luego de haber escuchado desde la Secretaría de Gobernación la amenaza de solicitar nuevas órdenes de captura contra el grupo de militares, la FGR echó mano de los mencionados testigos, quienes dijeron que por "temor y miedo" no habían declarado contra los militares, lo que es falso, ya que la habían rendido en varias ocasiones.

En una de ellas, aseguró el abogado, pidieron "perdón a Dios por sus delitos, y a más de 12 años recuerdan hechos, circunstancias, detalles para identificar e imputar a personal militar, situación absolutamente anormal y poco creíble".

Explicó que en enero pasado Carla y Neto manifestaron reconocer a algunas personas, pero en sus anteriores declaraciones y al tener fotografías a la vista, no habían realizado tal reconocimiento.

"Estos testigos, fueron evidenciados por mentirosos y manipuladores. Por ejemplo, el testigo Carla aportó en su momento mensajes de WhatsApp para incriminar a los militares, el propio GIEI señaló que no era posible garantizar la autenticidad de esos mensajes, por lo que no existía confiabilidad en las imágenes.

"El exsubsecretario Alejandro Encinas, quien encabezó la Comisión de la Verdad para el caso Ayotzinapa, reconoció que los chats de WhatsApp no pudieron verificarse", apuntó.