Anuncios

Así fue persecución de motosicarios a conductor de BMW en Plaza Artz

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 22 (EL UNIVERSAL).- "Lo venían correteando y lo balacearon" contó Emilia Leyva, testigo del ataque contra un automovilista que recibió al menos tres disparos mientras conducía un vehículo deportivo frente a la Plaza Artz en Jardines del Pedregal, alcaldía Álvaro Obregón; los agresores viajaban en una motocicleta y con una mochila de repartidor de comida por aplicación.

De acuerdo con los curiosos el hecho se registró aproximadamente a las 14:50 horas de este jueves 22 de febrero, cuando un hombre de 58 años conducía un automóvil de la marca BMW serie i4M50 color azul y arreglos de color amarillo fluorescente en la lateral de anillo Periférico Norte cuando dos sujetos a bordo de una motocicleta lo interceptaron accionando su arma de fuego para emprender la huida con rumbo desconocido.

"Estaba yo vendiendo cuando escuché un golpe y comenzó a salir mucho polvo", dijo la señora Leyva.

Los transeúntes y trabajadores del centro comercial voltearon las miradas al escuchar al menos tres disparos de arma de fuego, observando como el carro rompía unas vallas metálicas que resguardaban una obra, cayendo así a una zanja de aproximadamente dos metros de altura.

Se activaron los servicios de emergencia arribando bomberos de la Ciudad de México y paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), mismo que descendieron con cuerdas al hoyo donde se encontraba el auto siniestrado, diagnosticando al masculino sin signos vitales.

"Llegaron como media hora después las patrullas y las ambulancias cuando supimos que habían matado al señor", concluyo Emilia.

La zona fue acordonada por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) que delimitaron la zona del crimen con una cinta amarilla cortando la circulación vehicular, mientras que los curiosos asombrados caminaban para acercarse a ver el incidente mencionando que "Esa plaza esta maldita" dijo Rubén un espectador que observaba a lo lejos.

Peritos de la fiscalía capitalina descendieron al estilo rapel para levantar las fotografías criminalísticas en la escena del crimen, al terminar con arneses, cuerdas y una camilla elevaron el cuerpo del conductor atrapado entre los escombros del automóvil, barras de metal y bolsas de aire, para ingresarlo a la unidad móvil de la investigación criminal para trasladarlo al ministerio público.

Al caer la noche, llegó una grúa tipo Brigadier de la SSC encargada de remolcar el vehículo, mismo que se observaba con tres indicios de impacto de bala en el parabrisas del lado del conductor, el cofre contraído y las bolsas de aire abiertas con rastros de manchas hemáticas; el automóvil de igual forma fue llevado a la agencia ministerial como parte de la carpeta de investigación.