Anuncios

"Pensé que nos moríamos, ya no sentía el cuerpo"

REYNOSA, Tamps., enero 17 (EL UNIVERSAL).- El guatemalteco Darwin Gómez pasó la noche orando ya que aseguró que, cuando su cuerpo comenzó a congelarse, pensó que moriría al lado de sus compañeros David, Nelson y Waldo.

Y es que, aunque el termómetro marcaba -3 grados centígrados, al interior de la casa de campaña donde duermen y que se encuentra a la intemperie en el albergue Senda de Vida en Reynosa, la sensación térmica era de -7 grados centígrados.

Los cuatro jóvenes duermen sobre colchonetas al interior de la carpa que han adaptado con bolsas de plástico y cartón para protegerse de la lluvia. Cada uno cuenta con una cobija y una manta térmica de aluminio que un organismo religioso de Estados Unidos les hizo llegar, sin embargo, no fue suficiente para que estos migrantes pudieran dormir, pues el frío, les calaba hasta los huesos.

"Pensé que nos moríamos, le pedí a Dios que nos dejara pasar la noche, que nos diera calor porque ya no sentía el cuerpo, les hablaba a mis compañeros y sólo uno me respondía, los tuvimos que mover porque pensamos que estaban muertos, pero en realidad, ellos sí pudieron dormir un poco porque se encuentran hasta el fondo de la carpa, pegados a la pared", asegura Darwin.

Las más de 50 carpas que se encuentran en el albergue Senda de Vida 1 y las más de 200 en Senda de Vida 2, están ubicadas en el bordo del río Bravo por lo que el viento pega de lleno en las frágiles construcciones.

"Lo único que queríamos es que amaneciera para poder recuperarnos, en la noche hicimos una fogata y de vez en cuando salimos de la carpa para calentarnos, pero como estamos en una zona elevada y cerca del río, la neblina es muy densa y moja. Le doy gracias a Dios porque nos permitió llegar a la mañana, nos trajeron café y pan, esperemos que ya no haga frío porque no soportaremos una noche más", explica Darwin.

Se niegan a ser trasladados

Pese a las condiciones climatológicas, los casi 3 mil migrantes se niegan a ser trasladados a los albergues temporales que instaló el Gobierno. "Serán pocos días, podemos soportar el frío porque pediremos que nos den más ropa, algunas cobijas para pasar las noches. Sabemos que estamos en riesgo, pero no podemos movernos porque ya hicimos la solicitud en la aplicación CBP-One y estamos esperando que nos llamen de Estados Unidos para solicitar nuestro asilo", mencionó Nelson Morales.

Asegura que tendrá que soportar las bajas temperaturas pues desde hace seis años, lo esperan sus hermanos en Chicago con quienes piensa trabajar para enviar dinero a su natal Guatemala.

Héctor Silva, director de los albergues Senda de Vida, informó que, aunque cuentan con migrantes que presentan cuadros de gripe debido al intenso frío, éstos se niegan a irse a un sitio más seguro.

Se instalan albergues

El alcalde de Reynosa, Carlos Peña Ortiz aseguró que están trabajando para que los migrantes puedan tener un techo seguro durante la onda gélida, por lo que instalaron dos albergues temporales donde cuentan con alimento, atención médica y un lugar cómodo para dormir.

"Estamos coordinados con los centros migratorios que tenemos con apoyo municipal para que cuenten con las mejores condiciones durante los días en que tendremos bajas temperaturas, estamos buscando un asilo correcto y adecuado para todos los migrantes que pasan por esta frontera. Habilitamos diferentes albergues, se están haciendo rondines para pedir también a las personas en condición de calle para que ingresen a los albergues, aunque a veces les preguntamos y no quieren".

El grupo Iniciativa 13:2 de Estados Unidos donó 500 mantas térmicas, que son utilizadas por Border Patrol en sus albergues.

Caravana "Éxodo de la Pobreza"

En tanto, en Oaxaca la caravana de migrantes conocida como "Éxodo de la Pobreza", descansará un par de días más en la población istmeña de Santo Domingo Ingenio debido al cansancio que agobia a poco más de 400 niñas y niños y a las bajas temperaturas que trae el Frente Frío 27.

Los aproximadamente mil 500 migrantes que integran la caravana llegaron a Santo Domingo Ingenio el pasado domingo, luego que se les impidió el paso a los municipios de Santo Domingo Zanatepec y en Santiago Niltepec, donde les negaron la ayuda humanitaria, según denunciaron.