Anuncios

Patear y vivir con diabetes

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 8 (EL UNIVERSAL).- A los 11 años, Andrea Pereira recibió una noticia que le cambió la vida. Aquella preadolescente con sueños y una vida despreocupada, era diagnosticada con diabetes Tipo 1.

A esa edad, no dimensionaba lo que ese diagnóstico médico significaba; sin embargo, lo abrazó como parte de ella.

"No siempre ha sido fácil, pero tampoco difícil. Sé que a muchas personas les cuesta cuando hacen su debut en la diabetes, pero tomarlo como algo natural desde el primer momento me ayudó mucho", declaró la defensa del América, en entrevista exclusiva con EL UNIVERSAL Deportes.

Lo cierto es que la vida cambia, y las prioridades también. Al medio tiempo de un partido o al final del mismo, ella debe escuchar las indicaciones de su técnico, pero a la vez revisar sus niveles de azúcar. "Por suerte o desgracia, nunca he vivido sin diabetes y futbol profesional; entonces, no supone un problema", aseveró.

La española está segura de que ha sabido caminar con la enfermedad, porque su vida no cambió como adulta.

"Cuando peor lo pasas, es cuando te cambia la vida siendo más adulto. Mucha gente me escribe, me contacta, diciéndome que la llevan mal o que les cuesta trabajo inyectarse y cuidar la alimentación", recuerda.

La lucha de Andrea no sólo es en el futbol. Fuera de la cancha tiene otra y, al igual que en el juego, quiere ser un ejemplo. En enero de 2024 lanzó su libro "Una vida con diabetes", con un fin: Ser para otros la referente que nunca tuvo.

"Era un poco el propósito del libro, tener esa información, sobre todo de la parte más humana; no tanto como persona diabética, sino como persona que tiene diabetes y es futbolista", aseveró.

El dato

19 años han pasado desde que la hoy defensa fue diagnosticada con diabetes Tipo 1.