Anuncios

El Parlamento de Nicaragua condena y rechaza el "genocidio" contra el pueblo palestino

San José, 1 feb (EFE).- La Asamblea Nacional (Parlamento) de Nicaragua aprobó este jueves en Managua una declaración de condena y rechazo al "genocidio contra el pueblo palestino y particularmente el infanticidio colectivo".

La declaración política añadió que "a diario son asesinados muchos niños y niñas en un acto de crueldad e inhumanidad sin precedentes en la historia".

El documento fue aprobado con el voto de 81 diputados sandinistas y sus aliados que tienen mayoría absoluta en el Parlamento, con 10 abstenciones, del total de 91 legisladores.

En la declaración, el Parlamento nicaragüense también exigió "al imperialismo norteamericano, europeo y al fascismo sionista el cese inmediato de los intentos de exterminio étnico del pueblo palestino".

Asimismo, hicieron un llamamiento con carácter de urgencia a los pueblos del mundo, a todos sus órganos y a las organizaciones internacionales con sentido de humanidad, a condenar estos crímenes horrendos, actos irracionales que lesionan la vida y el derecho internacional.

Los legisladores nicaragüenses también demandaron de manera urgente reinventar las Naciones Unidas, ante el incumplimiento de las resoluciones aprobadas por los órganos multilaterales, que mandatan la creación del Estado de Palestina.

Ortega solidario con la "causa palestina"

El martes de la semana pasada, el Gobierno que preside Daniel Ortega en Nicaragua pidió a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) ser parte de la demanda de Sudáfrica contra Israel por la acusación de presuntos crímenes de genocidio contra la población palestina, cometidos durante la guerra contra el grupo islamista Hamás en la Franja de Gaza.

El pasado 7 de octubre, el Gobierno de Nicaragua se declaró "siempre solidario con la causa palestina" y condenó el "agravamiento" del "terrible" conflicto Israel-Palestina.

El 8 de noviembre, en una cadena nacional, el presidente Ortega catalogó de "guerrilleros" a los milicianos islamistas palestinos de Hamás, una organización considerada terrorista por la Unión Europea y Estados Unidos.

Una semana después, el mandatario sandinista acusó al Gobierno de Israel de agredir "sin clemencia alguna" al pueblo palestino y además lo tildó de "terrorista".

El pasado 9 de enero, en un comunicado, el Gobierno de Nicaragua acogió con "satisfacción" la demanda que presentó Sudáfrica contra Israel ante la CIJ, y la semana pasada no descartó con presentar también una demanda.

Israel y Hamás llevan en guerra desde el 7 de octubre, cuando un ataque de Hamás se saldó con 1.200 muertos y más de 240 rehenes. Tras ello, el Ejército israelí lanzó una fuerte ofensiva sobre Gaza que ha dejado más de 27.000 muertos gazatíes y más de 66.000 heridos, muchos de ellos mujeres y niños.

(c) Agencia EFE