Anuncios

Palestina pasó por primera vez a los octavos de final de la Copa Asiática: la celebración de los jugadores y un mensaje de paz

Los jugadores de Palestina celebran el segundo gol con un particular mensaje
Los jugadores de Palestina celebran el segundo gol con un particular mensaje - Créditos: @GIUSEPPE CACACE

El seleccionado de Palestina se impuso por 3 a 0 sobre Hong Kong, en un encuentro jugado este martes en Doha, por la tercera jornada de su grupo en la Copa de Asia y consiguió así la primera clasificación de su historia para los octavos de final de este torneo.

Oday Dabbagh fue el líder de los palestinos con un doblete; el otro tanto, el del 2-0, fue firmado por Zeid Qunbar. El festejo de los goles y del triunfo fue muy especial, por el traumático contexto político.

Con esta victoria, la primera que logra en una etapa final de la Copa Asiática, los palestinos lograron acceder a las etapas de eliminación directa como uno de los cuatro mejores terceros de los seis grupos.

Con la V de la victoria, Mahmoud Wadi y Oday Kharoub
Con la V de la victoria, Mahmoud Wadi y Oday Kharoub - Créditos: @GIUSEPPE CACACE

Palestina terminó con 4 puntos, los mismos que Emiratos Árabes Unidos, que fue derrotado este martes por 2-1 por Irán. Hong Kong, colista de ese grupo C con tres derrotas en tres partidos, quedó eliminado.

El margen de tres goles fue determinante para que los palestinos cumplieran el objetivo. En el descuento temblaron cuando el árbitro, tras una revisión mediante el VAR, concedió un penal a los hongkoneses, que Everton Camargo, brasileño de nacimiento, envió sobre el travesaño. Fue un susto enorme.

El éxito de los palestinos es especialmente significativo por el contexto actual de la guerra entre Israel y Hamás en la franja de Gaza. Antes del partido ante Hong Kong hubo un minuto de silencio dedicado a las víctimas de la violencia, únicamente perturbado por gritos de “¡Libertad para Palestina!”.

El público siguió con entusiasmo el partido
El público siguió con entusiasmo el partido - Créditos: @GIUSEPPE CACACE

En las tribunas del estadio Abdullah Bin Khalifa de Doha hubo unas 6500 personas y los palestinos fueron apoyados de manera mayoritaria, como en sus dos anteriores partidos en esta Copa de Asia. Suele ocurrir, más allá de algunas motivaciones políticas, con los equipos más débiles en la mayoría de los torneos.

El martes también fue histórico para Siria, dirigida por Héctor Cúper, que también accedió por primera vez a los octavos de final. En su caso fue al ganar por 1 a 0 sobre India, con un gol de Omar Khribin. Siria también se clasificó como uno de las mejores terceros de grupo, en su caso en el B, en el que Australia igualó 1-1 con Uzbekistán y también consiguió el pasaporte a los octavos.

Volviendo al impacto de Palestina, la celebración es especial, también, por motivos exclusivamente deportivos. No ganaba un partido oficial desde marzo de 2023, en un encuentro ante Bahréin. En 2015 perdieron los tres encuentros jugados y en 2019 empataron dos. Solo habían anotado un gol antes de este certamen. Y ahora, en mitad del recrudecimiento del conflicto con Israel, encontraron un mínimo alivio en el fútbol.

Varios jugadores de Palestina conviven con la angustia de no saber el futuro de sus seres cercanos, según contaron algunos protagonistas. Se informó, además, que un grupo de especialistas en psicología los acompañan a cada rato, tanto o más que el trabajo de tácticas y estrategias. Terapia y pizarrón.

Tamer Seyam define con clase
Tamer Seyam define con clase - Créditos: @GIUSEPPE CACACE

“Nuestro mensaje no es solo deportivo, significará mucho para la gente, por lo que está sucediendo allí. Esperamos poder hacer historia”, afirmó el técnico de Palestina, el tunecino Makram Daboub, antes de jugar el partido decisivo. Y así fue.

La victoria resulta un símbolo. Y refleja que este tipo de competencias representan mucho más que fútbol. En la celebración de los goles, los futbolistas palestinos se acercaron a las tribunas, cruezaron los brazos a la altura de las muñecas e hicieron una ‘V’ con los dedos de las manos. “Este signo de V lo puso de moda Winston Churchill, pero nuestro presidente Yasir Arafat lo utilizó en un montón en entrevistas. La V se refiere a victoria. Por eso la gente lo usa como un signo de victoria y libertad para los palestinos”, contó Ahmad Raed, un ciudadano palestino de Beit Sahour, un pueblo al este de la ciudad de Belén, en una charla con el diario AS, de España.

Los palestinos exhiben sus camisetas, durante el triunfo histórico
Los palestinos exhiben sus camisetas, durante el triunfo histórico - Créditos: @GIUSEPPE CACACE

“Significa libertad. También lo hacemos en la selección femenina de fútbol. Además, tiene otro significado, el de solidaridad”, rubrica Bisan Abuaita, una de las futbolistas del seleccionado femenino, apunta el mismo medio. Dos semanas después del comienzo del conflicto entre Hamás e Israel, los jugadores del Al-Ahly, de Egipto, celebraron un gol de la misma manera, con los brazos cruzados. Otros medios destacan en los festejos a una caricatura histórica. Se trata de Handala, un niño y suerte de ícono de la resistencia palestina, mencionado con gestos y expresiones públicas.

En cuanto al conflicto armado, Israel anunció este martes que 24 soldados murieron en las últimas horas en la Franja de Gaza, el mayor número de bajas militares en un día desde el inicio de su ofensiva terrestre en ese territorio palestino, según cita la agencia AFP. Por otro lado, Brett McGurk, enviado del presidente estadounidense Joe Biden, viajó a Oriente Medio para hablar sobre la posibilidad de un nuevo acuerdo que permita liberar a los rehenes israelíes a cambio de una pausa en los combates.